EN LA mayor cumbre diplomática  del mundo SE RIEN DE DONALD TRUMP

EN LA mayor cumbre diplomática del mundo SE RIEN DE DONALD TRUMP

Cumbre Diplomatica

El presidente Donald Trump se presentó este martes ante la Asamblea General de la ONU, el mayor foro mundial, para dar su discurso. En él criticó dictaduras, pidió el respeto a la soberanía de los países frente a la burocracia global y recriminó una guerra comercial que, asegura, afecta a su país.
“Estados Unidos es gobernado por estadounidenses (…) Rechazamos la ideología de la globalización y nos acogemos a la doctrina del patriotismo”, dijo el mandatario en un tono confrontativo con el que reafirmó que “nunca pediré disculpas por proteger a los estadounidenses”. El inicio de sus palabras fue inesperado.
Arrancó alabando los logros de su gestión y se sorprendió con la respuesta de los representantes del mundo sentados en Nueva York.
“Hoy vengo ante la Asamblea General de las Naciones Unidas para compartir el progreso extraordinario que hemos alcanzado. En menos de dos años mi gobierno ha logrado más que casi cualquier otro en la historia de nuestro país”, dijo. En la sala se escucharon risas mientras él recalcaba: “Es muy cierto”. Él aseguró estar sorprendido por la reacción: “Pero está bien”, exclamó.
Así comenzó su segunda aparición en la ONU desde que es presidente de Estados Unidos. Te contamos lo más destacado de su ponencia:
Recalca su afrenta contra la inmigración indocumentada en EEUU
Al hablar de las medidas que toma con sus vecinos de América Latina, Trump destacó nuevamente que una de sus preocupaciones es la inmigración indocumentada “sin control” que cruza sus fronteras.
Aseguró que por eso su gobierno está destruyendo a las pandillas y organizaciones criminales que, asegura, son las responsables. “Es muy cruel. La inmigración ilegal explota a las poblaciones vulnerables”.
Sin embargo, no se refirió a su criticada política de ‘tolerancia cero’, con la que su gobierno ha separado a cientos de padres e hijos al cruzar la frontera con Estados Unidos. Todavía hay más de 500 familias que no han sido reunificadas.
Asegura que Venezuela vive una “tragedia humana”
Trump dijo desde Nueva York que el mundo presencia una “tragedia humana” en Venezuela, al referirse a cientos de sus ciudadanos que han abandonado el país escapando de la fuerte crisis económica que atraviesa. Aseguró que de haber sido uno de los países más ricos del mundo, el régimen de Nicolás Maduro lo ha llevado a la “bancarrota”.
Habló de su audacia con
Corea del Norte
Fue de los primeros temas que abordó, repitiendo –ahora desde esta tribuna– los resultados de su cumbre en Singapur con el líder Kim Jong Un. Destacó que su gobierno tomó “un grupo de medidas favorables” para avanzar hacia la desnuclearización de la Península. Aunque aseguró que las pruebas nucleares han cesado y que se han desmantelado laboratorios, aseguró que las sanciones contra el régimen se mantendrán hasta que el proceso de desnuclearización se complete.
Amenaza a Siria
Con un discurso retador, Trump criticó el “caos” generado por el régimen de Bashar al Asad en Siria: “Saquean los recursos de su nación”, dijo.
“Instamos a revitalizar el proceso de paz dirigido por las Naciones Unidas (en Siria). Pero tengan la seguridad de que Estados Unidos responderá si el régimen de al Asad despliega armas químicas”, agregó.
Cataloga al régimen iraní de “corrupto” y pide aislarlo
El presidente criticó “la dictadura corrupta” de Irán y aseguró que sus líderes “siembran el caos, la muerte y la destrucción” y representan una amenaza para Estados Unidos y sus aliados.
Washington abandonó el acuerdo nuclear acordado por su antecesor, Barack Obama, con Teherán. Este martes pidió a la comunidad internacional “aislar al régimen iraní mientras continúen sus agresiones” y reiteró que aquel acuerdo solo beneficiaba a los líderes de ese país.
Pidió acuerdos
comerciales justos
Trump reclamó ante la ONU intercambios comerciales “justos y equilibrados” al justificar sus decisiones económicas, particularmente con China.
El desequilibrio comercial con Pekín “no puede ser tolerado”, dijo el mandatario desde Nueva York.

Share