<!--:es-->La Mejor Dieta y Ejercicios para Niños<!--:-->

La Mejor Dieta y Ejercicios para Niños

Enseñarle hábitos saludables a tus hijos, que perduren toda la vida, es un desafío mucho menos complicado de lo que piensas. Comer equilibradamente, evitar o limitar ciertos productos y realizar ejercicio con regularidad son algunas de las claves recomendadas. Aprende aquí cómo lograr que los adopten sin dejar de divertirse.

Dieta equilibrada

Una dieta equilibrada es la clave para el buen desarrollo físico e intelectual del niño. Comer de forma saludable es importante para que el niño tenga suficiente energía y fuerza a lo largo de todo la jornada. Hay que enseñarle a hacerlo de forma amena, y así adquirirá una costumbre que durará toda la vida y lo convertirá en un adulto sano.

Alimentación apropiada para la edad

Los niños en edad escolar realizan a lo largo del día un montón de actividades intelectuales y físicas que deben compensar con una alimentación sana y variada. Por eso, tanto padres como educadores deben asegurarse que la alimentación del pequeño sea la apropiada para su edad y le permita crecer sano.

Dales energía con carbohidratos

La pirámide de los productos para una alimentación sana tiene cinco escalones. La base de la pirámide está formada por pan, cereales, legumbres, arroz, harinas y otros productos derivados de los granos. Aportan hidratos de carbono, una importante fuente de energía que es necesaria para el crecimiento y el ejercicio. Además, las variedades integrales contienen vitamina B y fibra. Lo recomendable es ingerir cuatro o cinco porciones diarias de este grupo.

Sírveles vegetales y frutas

Verduras y frutas son valiosos regalos de la naturaleza, tanto por sus valores nutritivos como por su variedad. Aportan principalmente vitaminas, minerales y fibra. Ayudan a prevenir las enfermedades y son indispensables para el metabolismo y el desarrollo. Aprender desde pequeño a consumirlos habitualmente crea un hábito muy importante para la edad adulta. De tres a cinco porciones de verdura y de dos a cuatro de fruta es aconsejable cada día.

Leche, yogures y quesos, un must

En el tercer escalón se encuentran los lácteos, fuente de proteínas, calcio y múltiples vitaminas. Los encuentras en la leche, quesos y yogures. En la infancia y adolescencia, típica edad de crecimiento, contribuyen a facilitar el desarrollo de los huesos. Las porciones deben ser de dos a cuatro diarias.

Carne, con moderación

Pescados, carnes y huevos son las grandes fuentes de proteínas. Una porción de carne al día –mejor si es carne blanca-, una o dos de pescado y tres huevos a la semana son suficientes para una alimentación sana. En este grupo, se destaca el pescado porque se digiere con más facilidad y hace aportes esenciales al organismo.

Cuidado con grasas y azúcares

En la cúspide de la pirámide se sitúan los alimentos que hay que consumir con moderación, tales como aceites, mantequilla y azúcar, ya que aumentan el colesterol y favorecen las caries y la obesidad.

Cambia las golosinas por frutas

Caramelos y dulces suelen ser los preferidos por los niños para tomar entre las comidas. Prohibirlos totalmente sólo aumentará en ellos las ganas de consumirlos. Alternarlos, por ejemplo, con frutas o queso puede ser una buena forma de cambiar poco a poco los gustos del niño.

Un buen desayuno, un buen comienzo

Los niños parecen dotados de una energía inagotable. Además de crecer y aprender millones de cosas, tienen que madrugar para ir a la escuela, cargar libros, estudiar, hacer deporte, jugar. Para mantenerlos sanos y con la suficiente vitalidad, hay que empezar con un desayuno abundante y variado, que incluya fruta, cereales y lácteos. Es decir, que aporte la energía necesaria para comenzar la jornada y ayude a la concentración y el aprendizaje.

Acostúmbralo a la cena familiar: La cena suele ser el momento de reunión de toda la familia. Es importante que los padres conozcan el menú semanal de sus hijos si éstos comen en el colegio. De esta forma, se puede preparar la cena dependiendo de lo que haya tomado el pequeño a mediodía.

Share