La nueva era del teletrabajo ya  está  aquí y no tiene marcha atrás

La nueva era del teletrabajo ya está aquí y no tiene marcha atrás

nueva

Al igual que las pandemias anteriores y otros acontecimientos importantes, como la Segunda Guerra Mundial o la crisis económica conocida como la Gran Depresión, la pandemia del coronavirus cambiará profundamente los lugares de trabajo y la naturaleza del propio trabajo. De hecho, ya ha comenzado a hacerlo, según un nuevo estudio, y algunos de estos cambios en determinados sectores laborales, especialmente el cambio masivo hacia el trabajo a distancia (lo que la mayoría de la gente llama “teletrabajo” o más coloquialmente “trabajar desde casa”) están aquí para quedarse.
Esta es la conclusión principal a la que ha llegado en un estudio reciente un equipo internacional de expertos, incluyendo a Michael Wilmot, profesor en la Escuela de Negocios Sam M. Walton, adscrita a la Universidad de Arkansas en Estados Unidos. Otros de los especialistas que han trabajado en el estudio son Kevin Kniffin de la Universidad Cornell en Estados Unidos, Jayanth Narayanan de la Universidad Nacional de Singapur, y Frederik Anseel de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia. “Sabemos que los grandes acontecimientos mundiales anteriores tuvieron un profundo impacto en los puestos de trabajo y en el tipo de trabajo que hace la gente”, argumenta Wilmot. “De hecho, estos eventos condujeron a la desaparición de algunos mercados y negocios y a la creación de otros. Esta pandemia no es diferente. Cambiará el trabajo de manera fundamental, y esto desafiará a la gente a aprender a trabajar de manera drásticamente diferente a como lo hicieron las generaciones anteriores”.
Entre los factores que han facilitado la aceleración de esta transformación hacia el teletrabajo, destacan el avance de las tecnologías de la comunicación y el aumento de la velocidad y ancho de banda de internet acaecidos en los últimos años. En este sentido, la pandemia de COVID-19 simplemente ha acelerado la tendencia ya existente hacia el auge del teletrabajo.
Los autores del estudio señalan como ejemplo claro de esto el resultado de una encuesta a 229 departamentos de recursos humanos que muestra que aproximadamente la mitad de las empresas tenían más del 80 por ciento de sus empleados realizando teletrabajo desde casa durante las primeras etapas de la pandemia. Las empresas cuya actividad es de un tipo que permite realizar mediante teletrabajo buena parte del trabajo, serán las primeras del mundo post-COVID-19 en las que el teletrabajo dejará de ser una modalidad que complemente a la presencial y pasará a convertirse en la modalidad principal.

Share