La piloto que evitó una tragedia mayor en el vuelo de Southwest rompe su silencio

La piloto que evitó una tragedia mayor en el vuelo de Southwest rompe su silencio

Tammie Jo Shults, la piloto que realizó un aterrizaje de emergencia en Filadelfia luego de que un motor del avión fallara en el aire, rompió su silencio. Shults, a la que han llamado una “verdadera heroína estadounidense” tras conseguir llevar la nave de manera segura a la pista tras el incidente ocurrido a 32,000 pies de altura, aún no había hablado sobre el incidente.
Hasta ahora tan solo se conocía la conversación que tuvo con la torre de control advirtiendo de la difícil situación que estaba sufriendo el vuelo 1380 de la línea aérea Southwest que salió el martes del aeropuerto de La Guardia (Nueva York) con destino Dallas (Texas). En la grabación, la mujer muestra unos “nervios de acero” al informar que faltaba “una parte” del Boeing 737-700 y que había un “agujero”.
Pese a que el aterrizaje se realizó de manera controlada, una persona identificada como Jennifer Riordan falleció posteriormente. Los brazos y parte del cuerpo de la mujer, madre de dos niños y ejecutiva de Wells Fargo en Nuevo México, quedaron atorados en la ventanilla ante la fuerza de succión por la descompresión luego que explotara el cristal.
“Como capitana y primera oficial del equipo de tripulación que trabajó para servir a nuestros clientes en el vuelo 1380 de ayer (por el martes), todos sentimos que simplemente estábamos haciendo nuestros trabajos”, indicó en un comunicado de prensa difundido por Southwest.
Shults, una de las primeras mujeres en convertirse en mujer piloto de combate en Estados Unidos, mostró también las condolencias por la muerte de una persona. “Estamos profundamente apenados”, subrayó. Shults agradeció igualmente “en nombre de todo el equipo la gran cantidad de apoyo público y de nuestros colegas de trabajo”.
Tras esta breve nota, indicó que no va a realizar ningún tipo de declaraciones públicas ya que están enfocada en el “trabajo y las entrevistas de la investigación”.

La pesquisa

La Junta de Seguridad Nacional de Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) lanzó una investigación para establecer las causas del dramático incidente. Las primeras pistas apuntan a una ruptura en el ventilador del motor.
Robert Sumwalt, presidente de la NTSB, indicó este miércoles que faltaba una de las 24 hojas que tienen dichos ventiladores y añadió que “ hay evidencia de fatiga del metal donde la cuchilla se separó”.
Por ahora, todo señala que no hubo una explosión. “Lo más probable es que cuando la hoja del ventilador se separó, eso terminó causando que el capó (recubrimiento) del motor se separara también”, lo que explicaría que parte de la cobertura se desprendiera.
En ese proceso, parte de esos restos golpearon una de las ventanillas, lo que provocó la descompresurización de la cabina y que Riordan fuera succionada hacia el exterior. Dos pasajeros que estaban cerca de ella la agarraron y, pese a que llegó con vida a la pista, finalmente falleció.

Share