<!--:es-->La tasa de desempleo subió al 8.1%
…Es el peor índice desde hace 25 años<!--:-->

La tasa de desempleo subió al 8.1% …Es el peor índice desde hace 25 años

WASHINGTON, D.C. – La economía de Estados Unidos perdió en febrero 651 mil puestos de trabajo y el índice de desempleo subió al 8.1 por ciento, la más alta desde fines de 1983, informó este viernes el Departamento de Trabajo.

Sin embargo, el desempleo entre los hispanos de EU saltó del 9.7 por ciento en enero al 10.9 por ciento en febrero, un mes en el que el desempleo alcanzó su nivel más alto en un cuarto de siglo.

Ola de despidos masivos

El informe del Departamento de Trabajo reveló que continúa la ola de despidos masivos, en el intento desesperado de los empresarios de reducir sus costos.

La pérdida neta de 651 mil puestos de trabajo sobrevino tras las reducciones de la nómina en los dos meses anteriores, de acuerdo con las cifras actualizadas. La economía perdió 681 mil empleos en diciembre y 655 mil en enero.

Según los datos del gobierno, el número de hispanos desempleados subió de 2.132 millones en enero a 2.416 millones en febrero.

Los patronos reducen sus plantillas a un paso alarmante y buscan otras maneras de reducir costos a costa del salario, tales como reducir las jornadas laborales, congelar o reducir los sueldos, porque la recesión merma las ventas y ganancias. Los consumidores en todo el mundo reducen sus gastos, a medida que la crisis global afecta a todos.

Desde que comenzó la recesión en diciembre del 2007, la economía ha perdido 4,4 millones de empleos, más de la mitad en los últimos cuatro meses.

Por ello, el desempleo nacional pasó al 8.1 por ciento del 7.6 por ciento en enero, el mayor nivel desde diciembre de 1983, cuando la tasa se situó en el 8.3 por ciento.

El número total de desempleados alcanzó 12,5 millones. Además, el número de personas obligadas a trabajar a tiempo parcial “por razones económicas” aumentó en 787 mil personas a 8.6 millones. Ese sector desearía trabajar a tiempo completo pero sus jornadas laborales fueron reducidas o no pudieron encontrar empleos a tiempo completo.

Mientras tanto, el promedio laboral semanal se mantuvo en febrero en 33.3 horas, igualando la marca de diciembre.

La pérdida de empleo fue generalizada en febrero.

Las empresas de la construcción eliminaron 104 mil empleos, las fábricas 168 mil y los negocios detallistas casi 40 mil. Los servicios profesionales y empresariales suprimieron 180 mil, con 78 mil perdidos en las agencia de trabajo temporal. Las empresas financieras redujeron sus plantillas en 44 mil. Las de viajes y hoteleras borraron 33 mil empleos.

Empero, unas pocas áreas evitaron la contracción de empleo: enseñanza y servicios de la salud, así como el sector de los funcionarios públicos, cuya plantilla creció el mes pasado.

La desaparición del empleo y la evaporación de los patrimonios personales y empresariales, debido a la contracción del valor de la vivienda, los planes de ahorro para la jubilación -basados en inversiones con postergación fiscal- y otras inversiones hicieron que los consumidores redujeran sus gastos y las empresas acortaran sus plantillas. Es un círculo vicioso en el que las consecuencias negativas de la economía se muerden la cola, lo que a su vez empeora la contracción económica.

El presidente Barack Obama ha diseñado un plan multifacético para sacar al país de la recesión: un plan de gastos extraordinarios de $787 mil millones; una nueva iniciativa de rescate de la banca por miles de millones de dólares y una partida de $75 mil millones de dólares para evitar los embargos hipotecarios.

El presidente Barack Obama prometió este viernes tomar medidas, luego de las atroces cifras oficiales de desempleo. “Tenemos la responsabilidad de actuar y eso es lo que pretendo hacer como presidente de Estados Unidos de América”, dijo.

Por su parte, Robert MacIntosh, jefe de economía de la firma de inversiones Eaton Vance, expresó que el panorama “es feo y parece ser cada vez peor respecto al mes precedente. Es una profunda y oscura recesión”.

MacIntosh señaló que el informe sugiere un largo camino por delante para la devastada economía estadounidense. “Creo que deberemos estar en 2010 para realmente ver el crecimiento”, añadió.

Agregó que el desempleo es un “indicador adelantado y retrospectivo que seguirá empeorando incluso si hay un giro en la economía”.

La secretaria del Departamento de Trabajo, Hilda Solis, dijo que había que redoblar esfuerzos para revivir la renqueante economía.

“Continuaremos haciendo lo que sea necesario para romper el ciclo destructivo de empleos pérdidos en este país y pondremos a trabajar nuevamente a Estados Unidos”.

Aaron Smith, del sitio de internet Economic.com, dijo que el porcentaje de desempleo podía acelerarse hasta 10%, dificultando aún más la salida de Estados Unidos de esta situación.

“Aunque la política agresiva del gobierno ayudará, tomará tiempo”, dijo.

No obstante, algunos analistas dijeron que existen modestas señales de esperanza por la pequeña mejora que hubo entre diciembre y enero.

“Fue un informe nefasto, pero no es un informe de espiral de muerte”, dijo Cary Leahey, jefe de economía de Decisions Economic.

Share