<!--:es-->Libra otro atentado alcalde de García
…Jaime Rodríguez Calderón expresó que continuará trabajando de forma normal y que planea concluir su mandato<!--:-->

Libra otro atentado alcalde de García …Jaime Rodríguez Calderón expresó que continuará trabajando de forma normal y que planea concluir su mandato

Monterrey, México.- El Alcalde de García, Jaime Rodríguez Calderón, sufrió ayer un nuevo atentado, del que salió ileso, al ser emboscado por un comando en una avenida del municipio que gobierna, en Nuevo León.

Rodríguez Calderón dijo que fueron unos 40 sicarios, abordo de entre 15 y 20 camionetas de lujo, los que lo atacaron a él, su chofer, y ocho escoltas, tras emboscarlos al salir de la Colonia Valle de Lincoln, donde supervisó una obra de un deportivo.

«Nos rafaguearon de manera criminal», expresó el Alcalde.

Uno de sus escoltas perdió la vida en un hospital tras ser herido en el ataque. Otro más quedó lesionado.

Rodríguez Calderón detalló que la camioneta blindada que utiliza volvió a salvarle la vida, al soportar ráfagas de armas de alto poder de los sicarios.

Señaló que ocho escoltas, repartidos en dos camionetas, lo custodiaban y fueron los que se bajaron a repeler el ataque de los sicarios, hiriendo a algunos de ellos.

«Repelimos el ataque, estuvimos confrontando buen rato por ambos lados. Yo puse la camioneta para cubrirlos de un lado, obviamente yo tenía que hacerlo.

«Nos estuvieron tirando a dos fuegos, creo que nuestros escoltas tumbaron varios (sicarios) que lograron levantarse, y se los llevaron sus mismos compañeros». El ataque, dijo, duró alrededor de 20 minutos.

«Estoy asustado y encabronado, es algo que no sé porqué, pero mi Dios me da otra chance, caray», dijo el Alcalde en entrevista televisiva.

El funcionario atribuyó la emboscada a los «pitazos» de taxistas piratas y a que durante la mañana de ayer elementos de su grupo especial detuvieron a un vendedor de droga afuera de una escuela municipal y a dos «halcones».

«Lo que sí te digo es que en la mañana nuestra Policía hizo detenciones de gente que vendía drogas en las escuelas, yo sé que es por eso porque estamos tapando el camino del envenenamiento de nuestra sociedad, es algo que vamos a hacer, no vamos a entregarles nuestra ciudad para que nuestros jóvenes sigan envenenándose, vamos a seguir así hasta que Dios me lo permita», agregó.

Pese a este segundo ataque en su contra, Rodríguez Calderón expresó que continuará trabajando de forma normal y que planea concluir su mandato.

El pasado 25 de febrero, el Munícipe fue blanco de un atentado cuando circulaba junto con sus escoltas.

Al igual que anoche, en esa ocasión el Alcalde resultó ileso luego de que sus escoltas repelieron la agresión, y porque la camioneta Cheyenne blindada que usa aguantó las ráfagas disparadas por los agresores.

Cuatro pistoleros fueron detenidos luego del ataque.

Share