<!--:es-->Llega a Nueva Orleans fiesta de jazz y diversión<!--:-->

Llega a Nueva Orleans fiesta de jazz y diversión

NUEVA ORLEANS.- Ha llegado ese periodo del año en que Nueva Orleans se aplica bronceador y se relaja.

Poco importa que las temperaturas primaverales tiendan a dispararse. Consígase un sombrero ancho, la cantidad de protector solar que necesite y todo estará en orden en Nueva Orleans para el último fin de semana de abril y el primer fin de semana de mayo.

El New Orleans Jazz and Heritage Fest, ese banquetazo de música, comida y diversión, permite que los apasionados de la música planeen un itinerario que incluye desde conferencias y demostraciones musicales hasta fiestas improvisadas, sin olvidar la abundancia de conciertos estelares y estilos musicales menos conocidos. Los fanáticos se acomodan frente a los escenarios o a la sombra de los árboles de la Pista de Carrera del Parque de Exposiciones, donde se deleitan con langostino hervido, po-boys (el sandwich típico de Nueva Orleans), pollo frito y hasta sushi.

“No hay nada que se le parezca”, expresó el cantante Aaron Neville, cuyo concierto durante la edición 2008 del festival será el primero que dé en su ciudad natal desde el huracán “Katrina”.

Antes del huracán, Neville tradicionalmente ofrecía con sus hermanos (The Neville Brothers) el último concierto del segundo fin de semana del festival, además de presentarse en la llamada “carpa de gospel”. Para Neville, Nueva Orleans no es la misma desde que, en agosto del 2005, “Katrina” la azotó y la dejó inundada al 80 por ciento, incluyendo su casa.

“En mi casa, el nivel del agua alcanzó los 3 metros”, relató.

Además, Joel Roux-Neville, esposa de Neville durante 49 años, falleció en enero del 2007 y el cantante también ha enfrentado problemas de asma.

Sin embargo, resucitar buenos recuerdos asociados con el enorme festival musical de la ciudad es algo que anhela. Tiene incluso previsto volverse a mudar pronto al área.

“Éste debe ser nuestro trigésimo aniversario en el Fest”, indicó, “así que no me voy a preocupar por nada. Lo voy a poner todo en manos del Señor y disfrutar”.

Si bien Neville tiene tres décadas de participar en el festival de jazz, la edición que se inaugura el fin de semana del 25 al 27 de abril será la número 39.

Entre los artistas estelares del primer día se cuentan Sheryl Crow y Allison Krauss, así como Burning Spear, maestro del reggae. La oferta musical en el fin de semana inaugural también incluirá a la Banda de Count Basie acompañada por Patti Austin, Archie Bell y Billy Joel.

El 27 de abril se presentarán Al Green, Elvis Costello y Allen Toussaint y Cassandra Wilson. Tim McGraw, nativo de Louisiana, cerrará el fin de semana inaugural.

Por primera vez desde “Katrina”, el segundo fin de semana del evento arrancará un jueves. Entre los artistas programados entre el 1 y el 4 de mayo se encuentran Santana, The Derek Trucks Band, Keb Mo y un Homenaje a Mahalia Jackson llevado a cabo por Irma Thomas.

Stevie Wonder se presentará, por primera vez en la historia del Jazz Fest, el 2 de mayo.

Dada la enorme selección de música, comida y demás atractivos, entre ellos cientos de puestos ofreciendo comida, obras de arte, ropa y artesanías locales, organizarse es importante para quienes planean asistir al evento.

Numerosos visitantes habituales instalan un “centro de operaciones” (sillas plegables, sombrillas, mantas) cerca de uno de los escenarios o en áreas sombreadas donde escuchan música cerca de una de las carpas o escenarios de su preferencia.

También queda mucha música y comida disponible para los visitantes tras la hora de cierre diario del festival, al menos para aquellos que todavía tienen energía.

Durante el festival, el precio de las habitaciones de hotel en Nueva Orleans se dispara y mucha gente opta por alojarse en la Costa del Golfo en Mississippi o en otras áreas de Louisiana.

Share