<!--:es-->Los apretones de mano en el trabajo hablan de tí – Entérate ¿Qué revela tu saludo?<!--:-->

Los apretones de mano en el trabajo hablan de tí – Entérate ¿Qué revela tu saludo?

¿Alguna vez has estrechado la mano de alguien y sentido que, en ese momento, cada uno de los huesos de tu mano se quiebra? O, aún peor, ¿has sentido que estrechas las escamas de un pez muerto?

Hoy en día, usamos los apretones de mano para reuniones, saludos, para felicitar, para cerrar un trato de negocios o, a veces, sólo para decir “¿qué tal?”.

Siempre han existido

Los apretones de mano han existido desde el comienzo de la civilización. De hecho, originalmente se trataba de una manera de probar que no tenías armas en la mano cuando te encontrabas con alguien (y dado el estado de las cosas actualmente, tal vez esa no sería una mala idea).

Sin importar la base, el apretón de manos debe volverse parte de tu repertorio.

Los apretones de mano son una señal de confianza y ayudan a desarrollar relaciones sólidas. Imagina que conoces a un experto, bien arreglado y bien vestido, pero cuando estrechas su mano, sientes que estás tomando el dedo de un bebé.

Los posibles empleadores confiesan que es más probable que pasen por alto perforaciones corporales y tatuajes visibles que un apretón de manos poco eficiente, según una encuesta de 2001 sobre profesionales de recursos humanos.

Hazlo, te recordarán

Además, un estudio de Incomm Center for Trade Show Research reveló que si estrechas la mano de las personas cuando las conoces es dos veces más probable que te recuerden que si no lo haces.

Ha llegado el momento de que averigües si tu apretón es poderoso, patético o simplemente malo.

Pamela J. Holland y Marjorie Brody, expertas laborales/profesionales y co-autoras de “Help! Was That a Career Limiting Move?” dicen que ya es hora de practicar.

Para evitar dar una mala primera impresión, perder un negocio o simplemente quedar en ridículo, escucha los consejos de Holland y Brody sobre los 10 apretones terribles que debes evitar.

10 Apretones que

Debes Evitar:

1. El “macho cowboy”. Es el apretón que usan muchos hombres de negocios y que casi quiebra los huesos. ¿Qué es lo que intentan probar de todos modos? No hay necesidad de demostrar tu fuerza física al estrechar la mano de otra persona.

2. El enclenque. A menudo viene de parte de hombres que sienten miedo de “hacerle daño a la pequeña dama” al estrechar la mano de las mujeres. Las profesionales femeninas modernas esperan que sus pares masculinos proyecten el mismo respeto que ellas les demuestran a sus colegas.

3. El “pez muerto”. No proyecta poder. Aunque no es necesario retroceder hasta el apretón mortal del macho cowboy, un apretón firme es más poderoso que uno que apenas agarra la mano.

4. El de “cuatro dedos”. Se produce cuando la mano de la persona no llega a tocar tu palma y, en lugar de eso, aprieta los cuatro dedos y los aplasta, juntándolos.

5. El frío y húmedo. Se tiene la sensación de estar estrechando la mano de una serpiente. Entibia tu mano antes de tomar la de alguien más.

6. La palma sudorosa. El nombre es bastante explícito y es bastante asquerosa. Polvos talco al rescate.

7. El apretón “te tengo cubierto”. Se produce cuando la otra persona cubre tu mano con su mano izquierda, como si su apretón de manos fuera un secreto.

8. El “no te soltaré”. Parece durar eternamente, ya que la otra persona no baja su mano. Después de una o dos sacudidas es hora de dejarlo ir. “Es muy parecido a un beso: sabes cuándo terminó”, dice Brody.

9. El “zurdo”. Sucede cuando la persona usa la mano izquierda para dar el apretón porque tiene comida o una bebida en la mano derecha. Sostén siempre la comida y las bebidas con tu mano izquierda para mantener la derecha libre para los saludos y presentaciones.

10. La “tortura del anillo”. Se produce cuando el anillo de la persona te hace daño en la mano. Intenta limitar la cantidad de anillos que usas en la mano derecha a sólo uno o dos y ten cuidado con aquellos que tienen piedras grandes.

Otras cosas que debes considerar:

•Al acercarte a alguien, extiende el brazo derecho cuando estés aproximadamente a tres pies de distancia. Inclina levemente tu brazo, cruzando tu pecho, con el pulgar apuntando hacia arriba.

• Traba tu mano, articulación del pulgar sobre articulación del pulgar. Luego, toma firmemente la mano de la otra persona (sin quebrar huesos o adoptar pose de macho).

• Sacude levemente la mano de la otra persona dos a tres veces y suéltala.

Seis consejos para lograr una presentación eficaz

1. Levántate

2. Da un paso o inclínate hacia adelante

3. Haz contacto visual

4. Mantén tu expresión facial placentera o animada

5. Estrecha su mano

6. Saluda a la otra persona y repite su nombre.

Share