<!--:es-->Los desempleados 
subieron a 6.7 millones
…Aunque bajó número de recién despedidos<!--:-->

Los desempleados subieron a 6.7 millones …Aunque bajó número de recién despedidos

WASHINGTON, D.C. – El número de trabajadores recién despedidos que solicitaron beneficios por seguro de desempleo bajó levemente la semana pasada, pero el número de reclamos permanentes se acercó a los siete millones.

Desempleados de Chrysler y GM

El Departamento del Trabajo dijo el jueves que los reclamos iniciales de beneficios por seguro de desempleo bajaron a 631 mil, de 643 mil la semana anterior. Los analistas habían pronosticado 630 mil.

Los reclamos aumentaron de forma notable hace dos semanas al clausurar la automotriz Chrysler LLC sus plantas tras declararse en bancarrota al amparo de acreedores el 30 de abril, lo que puso en la calle a 27 mil obreros. Los economistas de Wall Street creen que los cierres de Chrysler y General Motors Corp. aumentará el desempleo hasta fines de junio.

El número de personas que siguen recibiendo beneficios por desempleo aumentó a casi 6.7 millones de personas de 6.6 millones, dijo el departamento, cifra parecida a la pronosticada por los analistas. Fue el número mayor desde 1967 y la 16ta marca consecutiva.

Las estadísticas confirmaron la creencia de que aunque la economía podría experimentar un repunte dentro de unos meses, seguramente el mercado laboral seguirá siendo débil más allá del 2010.

Los despedidos no encuentran trabajo

Como proporción de la fuerza laboral, los reclamos de beneficios son los mayores desde diciembre de 1982, cuando la economía salía de una severa recesión. Esas cifras indican que los obreros despedidos tienen grandes dificultades para encontrar un nuevo trabajo.

El promedio de cuatro semanas de nuevos reclamos, que elimina las fluctuaciones, bajó a 628 mil, de 632 mil, anunció el departamento.

Los reclamos llegaron a su número más bajo en 14 semanas, 605 mil, a principios de mes, de 674 mil a fines de marzo, el récord en la presente recesión. Muchos economistas consideraron la baja un indicio de que había disminuido los despidos y que la economía podría estar a punto de tocar fondo.

El cierre de las plantas automovilísticas interrumpió ese retroceso, aunque los economistas creen que esa tendencia descendente continuará una vez que haya pasado el impacto de los despidos.

Mientras tanto, la Reserva Federal cree que la economía comenzará a crecer nuevamente dentro de unos meses, según los documentos que difundió el miércoles. Empero, la Fed cree que el desempleo, en la actualidad en el 8.9%, podría subir este año al 9.6% y permanecer elevado hasta el 2011.

Share