<!--:es-->Los rostros de los presuntos culpables del ataque al Casino Royal<!--:-->

Los rostros de los presuntos culpables del ataque al Casino Royal

El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz dio a conocer la identidad de cinco presuntos implicados en el atentado en el casino Royale en donde perecieron 52 personas, mismos que están detenidos y plenamente confesos.

En conferencia de prensa, en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), dijo que los cinco detenidos pertenecen al grupo delictivo denominado “Los Zetas”, el cual habría perpetrado el ataque por el incumplimiento de empresarios del casino en el pago de extorsiones.

Tras una labor de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) se logró la captura de Luis Carlos Carrazco Espinosa, 25 años, soltero, originario de Chihuahua y con domicilio en la colonia Vidriera, en esta ciudad.

Así como de Javier Alonso Martinez Morales, alias “el Javo”, de 37 años, originario de esta ciudad; Jonathan Jahir Reyna Gutiérrez, de 18 años; Juan Angel Leal Flores, de 20, y Julio Tadeo Berrones, de 28, alias “El Julio Rayas”.

Los cinco, subrayó Medina de la Cruz, “están confesos y tenemos pruebas científicas de que esas personas participaron”, por lo que fueron presentados ante la opinión pública”.

La PGJE cuenta con elementos científicos suficientes para demostrar la participación de todos y cada uno de ellos en este atentado, “algunos como autores intelectuales, otros como coadyuvantes y vigilantes, otros como autores materiales, otros como conductores de los vehículos”, aseguró.

Dijo que de las indagatorias realizadas hasta el momento se desprende que al menos dos personas más participaron en estos hechos que han provocado la condena mundial, de las cuales continúan en su búsqueda.

En ese sentido dijo que no se pueden dar a conocer más detalles sobre el particular para no entorpecer las indagatorias, no obstante dijo “todos ellos han confesado participar para el grupo delictivo denominado ´Los Zetas´, quienes de acuerdo a las líneas de investigación presionaban al establecimiento mediante extorsión”.

“Presuntamente hubo un desacuerdo y fue perpetrado este atentado como represalia a ese desencuentro o al haberse negado a participar o haber incumplido con esta situación a este grupo delictivo de ¨Los Zetas¨”, agregó.

Share