el lider usa

‘¡Maldita sea, acabaremos en la cárcel!’

Londres, Inglaterra.- Un video que muestra cuando dos pilotos estadounidenses dispararon por error en 2003 contra blindados británicos en Iraq, matando a un sargento, fue divulgado hoy por los medios británicos, pese a que Estados Unidos se niega a difundirlo.

“¡Maldita sea, acabaremos en la cárcel!”, dice un soldado estadounidense tras percatarse de que se había equivocado de blanco y atacado por error a un blindado británico, según la transcripción por el diario The Sun de la supuesta conversación entre los dos pilotos.

La grabación de la cabina de un caza estadounidense constituye una prueba contundente del error cometido por las fuerzas estadounidenses el 28 de marzo de 2003, siete días después de la invasión de Iraq para derrocar a Saddam Hussein.

La víctima de ese error fue el soldado Matty Hull, de 25 años, quien viajaba en un vehículo blindado que formaba parte de un convoy británico que se hallaba cerca de Basora cuando fue atacado por un avión estadounidense.

En el filme, difundido hoy repetidamente por las televisiones británicas, se escucha cómo los soldados estadounidenses, cuya identidad no ha sido revelada, maldicen, al percatarse de su error.

“Voy a vomitar”, dice uno de ellos, al darse cuenta de que han atacado un convoy británico, que estaba además, subraya The Sun, en una zona que no debían atacar los pilotos estadounidenses, que eran guiados por controladores del cuerpo de infantes de marina de Estados Unidos.

The Sun afirma, en base al video, que los pilotos no comunicaron a los controladores los datos precisos para establecer la identidad del convoy y que abrieron fuego sin esperar la autorización.

En la grabación se oye sollozar al otro piloto, que abrió fuego contra los blindados aliados sin esperar la autorización. Luego los pilotos volvieron a atacar el convoy, sin esperar a aclarar la identidad de los vehículos, que tomaron por acorazados iraquíes.

El convoy llevaba asimismo bien visible en la parte superior las lonas naranjas utilizadas por las fuerzas británicas en Iraq para identificarse como tropas aliadas, agrega The Sun.

El ministerio británico de Defensa dijo primero que el video no existía, pero la semana pasada, la grabación llegó a manos del fiscal adjunto del condado de Oxford, Andrew Walker, quien es el responsable de la investigación sobre la muerte del soldado.

El ministerio luego admitió que había recibido el video del Pentágono en el marco de la investigación sobre la muerte de Hull.

“Pero el video es propiedad del Gobierno de Estados Unidos y el ministerio británico de Defensa no tiene derecho de difundirlo sin su autorización”, declaró un comunicado.

El ministro británico de Defensa, Des Browne, anunció hoy que Estados Unidos aceptó desclasificar un video que muestra cómo dos pilotos estadounidenses atacaron por error un tanque británico en Iraq, en 2003, matando en la acción a un sargento inglés.

“Hacer pública una información clasificada, incluso si lo hace uno de nuestros aliados más cercanos, nunca es sencillo, pero es lo que hay que hacer”, señaló Browne en un comunicado.

El ministro británico calificó la decisión estadounidense de una buena noticia para la familia de Matty Hull, de la que se congratula.

El anuncio significa que el video, publicado por The Sun, podrá ser utilizado en el marco de la investigación judicial sobre la muerte de Hull.