Marte puede contener el suficiente oxígeno para albergar vida

Marte puede contener el suficiente oxígeno para albergar vida

Marte

Un estudio sugiere que puede haber ambientes cercanos a la superficie en Marte con suficiente oxígeno (O2) disponible para que microbios aeróbicos puedan respirar, lo que significaría que el planeta rojo podría albergar vida.
Así lo indica un trabajo publicado en ‘Nature Geosciences’ elaborado por científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro y de la División de Ciencias Geológicas y Planetarias, ambas del Instituto de Tecnología de California, en Pasadena (Estados Unidos) y de la Universidad de Harvard, en Cambridge.
Debido a la escasez de oxígeno en la moderna atmósfera marciana, se supone que Marte es incapaz de producir ambientes con concentraciones suficientemente altas de O 2 para soportar la respiración aeróbica, pero el estudio, en el que participan Vlada Stamenkovic, Michael Mischna, Lewis M. Ward y Woodward W. Fischer, presenta un marco termodinámico para la solubilidad del O2 en salmueras en condiciones marcianas cercanas a la superficie.
La aguas saladas situadas justo bajo la superficie de Marte podrían albergar suficiente oxígeno molecular como para sustentar la vida de microbios y esponjas. La investigación, liderada por NASA y el Instituto de Tecnología de Pasadena, en California (EE.UU.), recuerda que en el planeta rojo el oxígeno es escaso, a diferencia de la Tierra, donde la vida aeróbica evolucionó en paralelo con la fotosíntesis para así elevar los niveles de oxígeno.
El investigador del Centro de Astrobiología (CAB) Alberto González Fairén advierte de que el oxígeno no es suficiente para hablar de habitabilidad en Marte, y recuerda que hay otros factores que no permiten la habitabilidad en el planeta rojo: bajísimas temperaturas, radiación y altas concentraciones de sales.
Para Fairén, la hipótesis de partida de este trabajo es correcta: cuando el oxígeno está disponible para la respiración, los seres vivos aumentan en tamaño y complejidad. “Esto lo sabemos porque los primeros animales en la Tierra pudieron ser precisamente esponjas que vivieron hace 650 millones de años”.

Presencia de sales
Los primeros resultados de la nave espacial ya descubrieron que existía agua (en estado sólido, de hielo) en los polos del Planeta Rojo y que este hielo estaba enterrado en capas intercaladas con polvo, pero el pasado 25 de julio, la ESA daba a conocer la posibilidad de que este agua fuera líquida. También se reveló la presencia de sales.
Este nuevo estudio encuentra ahora que el Marte moderno puede soportar ambientes líquidos con valores de O2 disueltos con concentraciones particularmente altas en regiones polares debido a temperaturas más bajas en latitudes más altas promoviendo la entrada de oxígeno en las salmueras. En concreto, las simulaciones de modelos de circulación general realizadas por los investigadores muestran que las concentraciones de oxígeno en ambientes cercanos a la superficie varían tanto espacialmente como con el tiempo, este último asociado con cambios seculares en la oblicuidad o inclinación axial.
Incluso en los límites de las incertidumbres, los hallazgos sugieren que puede haber ambientes cercanos a la superficie en Marte con suficiente oxígeno disponible para que microbios aeróbicos puedan respirar.
Este descubrimiento también puede ayudar a explicar la formación de fases altamente oxidadas en las rocas marcianas observadas con los exploradores de Marte, así como implicar que pueden existir oportunidades para la vida aeróbica en el Marte moderno y en otros cuerpos planetarios con fuentes de oxígeno independientes de la fotosíntesis.
Este verano, datos recopilados por el Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) apuntaban a la existencia de un estanque de agua líquida enterrado bajo capas de hielo y polvo en la región polar sur de Marte.

Share