Más candidatos se suman a la carrera en Bolivia

Candidatos

Se acercan en Bolivia las primeras elecciones en 15 años en las cuáles no participará Evo Morales. Y aunque todavía no hay una fecha exacta para la celebración de los comicios -se estima que será a mediados de marzo de 2020- ni han sido elegidos los nuevos integrantes del Tribunal Supremo Electoral (TSE), comienzan a sumarse a una lista cada vez más extensa los posibles aspirantes a la presidencia y vicepresidencia del país andino.
Por el momento, el candidato centrista, Carlos Mesa, se prepara para una revancha. Luego de que le arrebataran la segunda vuelta en las elecciones del pasado 20 de octubre, declaradas nulas por presunto fraude, el líder de Comunidad Ciudadana, anunció hoy su candidatura, ala que se presentará con su compañero de fórmula Gustavo Pedraza.
“Sí, sí, yo voy a ser candidato en las próximas elecciones”, afirmó Mesa en unas breves declaraciones a la prensa durante la cumbre del clima COP25 en Madrid.
“Espero tener un resultado que me recupere del robo del que fui víctima”, añadió el expresidente de Bolivia, en relación al resultado que desató la crisis política que obligó a Morales a renunciar y buscar asilo político en México.
Mesa insistió en el “fraude” del que dijo que fue víctima por parte de Morales: “nos robó la segunda vuelta”. Y añadió que él, “en el mejor de casos para Morales”, había quedado segundo, si no el primero, en esos comicios.
A la lista de candidatos también se sumó el coreano-boliviano Chi Hyung Chung, que terminó tercero en las votaciones anuladas de octubre.
Otro aspirante a las presidencia que anunció su candidatura hace tres días es el dirigente de los comités cívicos de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, considerado uno de los principales líderes de las protestas nacionales tras las irregularidades electorales.

Luis Fernando Camacho

Camacho podría compartir fórmula con el también cívico, pero de Potosí, Marco Pumari. En un comunicado, dijo que renunciaba a la dirigencia del Comité Cívico en Santa Cruz para prepararse para la carrera presidencial 2020. “La tengo que abandonar por otro sueño, otro anhelo aún más fuerte: ser presidente de la República de Bolivia y poder, desde ahí, servir con todas mis fuerzas para ver a mi patria próspera, unida y libre, donde todos juntos construyamos un mejor futuro para nuestros hijos, algo que hoy es más posible que nunca”, indicó.
En ese mismo comunicado, Camacho sostuvo que uno de sus anhelos es que “Evo Morales, Álvaro García Linera y su cúpula de secuaces no vuelvan a gobernarnos nunca más y esa es aún una tarea pendiente”.
Además, Camacho celebró ayer haber tenido “un fin de semana bendecido”, luego de haber firmado “importantes acuerdos con la mayoría de las fuerzas políticas nacionales”, con el objetivo de acordar un frente opositor común que pueda luchar por la presidencia de Bolivia.

El futuro del MAS

Sin embargo, la mayor incógnita reside en quién se convertirá en el sucesor de Morales como candidato del Movimiento al Socialismo (MAS).
Eva Copa, la nueva presidenta del Senado, con un rol central en la concertación, aseguró que concluirá su gestión parlamentaria el 22 de enero para atender a su familia.
Así, Andrónico Rodríguez,un joven cocalero de origen indígena se perfila como un posible sucesor del expresidente Morales. También suenan como una posibilidad los nombres de la senadora Adriana Salvatierra y al ex canciller David Choquehuanca, que llevaría como compañero de fórmula al ex ministro de Economía Luis Arce.

Share