<!--:es-->‘Mataviejitas’ podría recibir 900 años<!--:-->

‘Mataviejitas’ podría recibir 900 años

CIUDAD DE MÉXICO – La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) prevé que la asesina serial de mujeres, Juana Barraza Samperio, mejor conocida como “La Mataviejitas”, alcanzará una sentencia de hasta 900 años de prisión.

Crímenes y robo

En entrevista, el subprocurador de Procesos de la PGJDF, Miguel Ángel Mancera, informó que dicha pena es el resultado de la sumatoria de los 29 procesos por homicidio y robo que la representación social le imputa.

“La sentencia mínima podría ser de 350 a 360 años de prisión, pero prevemos que la acusada alcanzará una sentencia máxima de hasta 900 años de cárcel”, indicó.

El funcionario abundó que en lo que toca al Ministerio Público, ya se han resuelto todas las conclusiones y los elementos de prueba están asentados, por lo que en estos momentos corre el tiempo para que la defensa presente los elementos que considere.

Recordó que sobre Juana Barraza pesan 29 procesos penales, de los cuales 17 son por homicidio calificado y 12 por robo.

No obstante, indicó que aunque la sentencia sobrepase los nueve siglos de prisión, será compurgada a 50 años de cárcel, que es el mayor tiempo que una persona puede permanecer en prisión de acuerdo con el Código Penal.

El plazo para que la defensa de “La Mataviejitas” presente los elementos de prueba a su favor concluye el próximo 20 de enero, y se prevé que sea en febrero cuando el titular del juzgado 67 en materia penal, Enrique Juárez Saavedra, dicte sentencia.

Barraza Samperio fue detenida el 28 de enero del año 2006, por elementos de la policía capitalina, minutos después de que asesinó a Ana María de los Reyes, de 82 años de edad, en la delegación Venustiano Carranza, en el oriente de la capital.

Los crímenes y robos que se le imputan a “La Mataviejitas”, quien se dedicaba a la lucha libre, fueron cometidos en un periodo de cuatro años; en la mayoría de ellos estranguló a su víctima utilizando cables, toallas, blusas, cuerdas, entre otros objetos.

Actualmente, la inculpada se encuentra recluida en la Penitenciaria Femenil de Santa Martha Acatitla, donde ha mostrado buen comportamiento en sus casi dos años de estadía.

Share