<!--:es-->McCain estima que habrá Reforma Amplia<!--:-->

McCain estima que habrá Reforma Amplia

...Senador Republicano tiene esperanzas

El Senador John McCain (republicano de Arizona) comentó el martes en Ohio, Cincinnati, que el proyecto de reforma migratoria que entregó el 18 de mayo de 2005 junto con el senador Edward Kennedy (demócrata de Massachussets) y que otorga residencia a millones de indocumentados, podría alcanzar suficiente respaldo en el Congreso.

Apoyo bipartidista:

McCain dijo tener confianza de que con el transcurrir del tiempo “se impondrá un enfoque exhaustivo a este tema” en ambas cámaras del legislativo estadounidense.

Agregó que existe apoyo bipartidista en la Cámara Alta al plan y recalcó que el presidente George W. Bush respalda el programa de “trabajadores invitados” contemplado en la propuesta.

El plan migratorio McCain-Kennedy, denominada ‘Un país seguro, una inmigración ordenada’ recomienda otorgar residencia temporal por seis años a indocumentados que llevan cinco años en Estados Unidos.

Al término de ese plazo, el favorecido podrá solicitar la residencia permanente y pagar una multa, y cinco años más tarde la ciudadanía.Para los que están

El programa beneficia a quienes se encuentran en Estados Unidos, pagan impuestos y carecen de antecedentes criminales.

Según McCain y Kennedy, la propuesta tiene como objetivos:

Sacar de las sombras a millones de trabajadores indocumentados que viven en Estados Unidos.

Modificar el sistema migratorio actual.

Detener la inmigración ilegal.

Mejorar la seguridad nacional.

Para ello, recomiendan:

Crear un programa laboral para trabajadores extranjeros e indocumentados que viven en Estados Unidos.

Establecer un comité de seguridad fronterizo.

Abrir las puertas a la residencia permanente y la unificación familiar para aquellos extranjeros que califiquen en el programa.

El plan crea de dos nuevos tipos de visa:

Visa H5-A, destinada a extranjeros que deseen venir a Estados Unidos por un plazo temporal que será determinado por el Congreso.

Visa H5-B, destinada a trabajadores indocumentados que se encuentran en territorio de Estados Unidos.

El proyecto señala que una vez que expire el plazo de la visa, las empresas podrán someter una solicitud de residencia a beneficio del trabajador.

La visa H5-A permitiría a trabajadores extranjeros postularse a trabajos no cualificados o poco cualificados o que requieran escaso entrenamiento en Estados Unidos.

Las visas tipo H5-B serían destinadas a trabajadores indocumentados.

Algunas advertencias

Los beneficiarios, además, deberán someterse a un chequeo médico y de seguridad conforme las normas federales impuestas tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, y deberán demostrar que existe una empresa estadounidense dispuesta a ofrecerles empleo en Estados Unidos.

Advierte el plan que si en el período de vigencia de la estadía temporal el trabajador pierde el trabajo, tendrá un plazo de 60 días para conseguir un nuevo contrato. Si no lo consigue, deberá entonces regresar a su país de origen.

La visa H5-B permitiría a estos trabajadores salir y entrar de Estados Unidos, al tiempo que habilita a sus parientes inmediatos (cónyuges e hijos solteros menores de 21 años) a iniciar trámites para vivir legalmente junto a ellos por ese tiempo en territorio de Estados Unidos.

Resultado de las marchas

McCain señaló que las multitudinarias manifestaciones del lunes en al menos 40 ciudades de Estados Unidos para exigir una reforma migratoria amplia y justa subrayan la necesidad de actuar con premura en ese tema.

El senador de Arizona apuntó que “por lo tanto, es mejor si tratamos este asunto con cuidado…, con sensibilidad…, con humanidad”.

Las marchas por la reforma cobraron fuerza después que el senado rechazara el viernes 7 de abril una reforma amplia y congelara el debate. Previo a la votación del pleno de la Cámara Alta, los líderes de ambos partidos habían anunciado un acuerdo de reforma amplio basado en la propuesta McCain-Kennedy.

Share