Médicos porteños,  sobre sus pares  cubanos: “No  creemos que sean  los adecuados para  venir a colaborar”

Médicos porteños, sobre sus pares cubanos: “No creemos que sean los adecuados para venir a colaborar”

Médicos

Desde la Asociación de Médicos Municipales (AMM) de la ciudad de Buenos Aires manifestaron su oposición a la llegada del contingente de médicos cubanos que promueven el Gobierno Nacional y el bonaerense. Los profesionales aseguraron que ven con preocupación la medida y que esto podría derivar en un doble estándar para la atención de los pacientes, ya que no se conoce qué tipo de formación tienen sus pares de la isla centroamericana.

Jorge Gilardi, presidente de AMM, aseguró: “No estamos a favor de esa medida. No tenemos reparos con que vengan médicos de afuera, pero que traigan sus títulos y los revaliden en el país y obtengan su matrícula. Es decir, que muestren sus capacidades. Si no, hay una discriminación en la atención. No sabemos qué roles les van a poner y qué van a hacer en una Argentina donde no faltan médicos”.
“Por ejemplo, en el país contamos con 3,94 médicos cada mil habitantes. Alemania, tiene 3,69 y los Estados Unidos 2,42. La provincia de Buenos Aires tiene más de 40.000 médicos. Unos 200 médicos cubanos no hacen la diferencia. Además, serán médicos que no tendrán una matrícula. No existe una matrícula provisoria”, detalló Gilardi y agregó: “Les van a hacer una inscripción en el registro de Buenos Aires sin saber qué funciones cumplieron, qué capacitación tienen. Será un certificado del que no sabemos el real valor”.

Otro dato que preocupó al médico es que el contingente de profesionales cubanos llegará y no hará la cuarentena obligatoria de 14 días que estableció el gobierno de Alberto Fernández para todas las personas que vienen del exterior a la Argentina, “Van a presentar una declaración jurada del gobierno de donde vienen de que están sanos”, dijo y se preguntó: “Nosotros tenemos una cantidad importante de médicos que aún no pudimos repatriar, por que se cerró la frontera. ¿Y si repatriamos a esos médicos que son muchos más y con otra capacidad?”.

Gilardi también alertó: “Esto significará otra capacidad de atención a los pacientes. No estarán atendidos por un médico matriculado, formado, que revalidó su título de grado y posgrado en la Argentina y que tendrá una mejor calidad de atención que esta gente. Que ni siquiera tendrá una matrícula profesional para ejercer. Uno como paciente le puede hacer juicio después a este médico que, seguramente, al no tener matrícula tampoco tendrá un seguro de mala praxis”.
“Algunos plantean que en algunos sectores del país faltarían médicos. Es verdad. La distribución es heterogénea. En el norte argentino hay menos médicos cada mil personas. Eso no justifica que se traiga personas que no han justificado su capacidad médica”, insistió y propuso: “La lógica sería que, si hay una distribución inadecuada, se reasignan funciones. Hoy tenemos la tecnología que facilita muchísimo las cosas”.
Por otra parte, Gilardi señaló: “Nuestra posición es que son bienvenidos todos los médicos que vengan del extranjero con la capacitación hecha, con su título de grado, que lo revaliden acá y que saquen la matrícula. En estas condiciones no creemos que este contingente de médicos cubanos sea el adecuado para venir a colaborar”.

Share