Mensaje de odio a viuda de John McCain tras criticas de Trump al senador

Trump

Nuevamente el presidente Donald Trump criticó al fallecido senador republicano por Arizona, John McCain, al atacarlo por sus vínculos con el famoso dossier que conecta a Rusia con el presidente, su famoso voto en contra de eliminar Obamacare sin un reemplazo y por su apoyo a la Guerra en Irak.
Las declaraciones de Trump ocurrieron en la fábrica de tanques de guerra en Lima, Ohio, donde invirtió unos cinco minutos despotricando al político que murió a consecuencia de un cáncer cerebral el pasado mes de agosto. “Le di el tipo de funeral que él quería, que como presidente tenía que aprobar. No me importa esto, no recibí un agradecimiento. Está bien”, dijo Trump a los trabajadores de la única fábrica que produce tanques de guerra en todo el territorio estadounidense.
El senador por Arizona dejó expresamente indicado que no quería que el presidente Trump asistiera. Al fin y al cabo, veía en él la personificación de la política divisionista que tanto criticó en sus últimos años de vida. En contraste, sus dos predecesores, Barack Obama y George W. Bush, estuvieron entre los oradores de la ceremonia fúnebre de McCain que se realizó con honores de estado en la Catedral de Washington, una categoría que otorga el Congreso, no la Casa Blanca.

El mensaje que McCain quiso que proyectaran sus funerales era sobre la necesidad de llegar a puntos de entendimiento, superar la canibalización del discurso político imperante que se refuerza todos los días desde la Casa Blanca, incluso contra figuras destacadas de la política que ya han muerto, teniendo un impacto determinante no solo en la opinión pública. Las consecuencias de ese discurso divisionista del que habló McCain se reflejan en un tuit que la viuda del senador, Cindy McCain, publicó este miércoles como ejemplo de los mensajes de odio que ha recibido desde que se iniciaron las críticas del presidente:
“Su esposo fue un traidor pedazo de mierda guerrerista y me alegra que esté muerto. Espero que su hija con cara de Mrs. Piggy se ahogue hasta morir con la próxima hamburguesa que se le atore en su grueso cuello, zorra”.
Cindy McCain acompañó el grosero retuit con este mensaje: “Quiero asegurarme de que todos ustedes vean qué amable y amoroso puede ser un extraño. Estoy posteando su mensaje para que su familia y amigos lo puedan ver”.
En Ohio, Trump revisitó críticas del pasado contra McCain, lo que de alguna manera pone de relieve que el presidente no ha superado el agrio enfrentamiento que hubo entre ambos luego de que el senador por Arizona echara por tierra con su voto en contra en el recinto de la Cámara Alta los esfuerzos de los republicanos para acabar con la marca de fábrica de la gestión de ocho años de Barack Obama: la aprobación de la Ley de Salud Asequible, mejor conocida como Obamacare.
“McCain no hizo el trabajo para nuestros grandes veteranos”, dijo Trump. “Es por eso que cuando tuve mi disputa con él tuve un apoyo increíble de los veteranos y del Ejército. Estamos en una guerra en Medio Oriente que McCain impulsó con fuerza”, agregó, refiriéndose a la Guerra en Irak. El que las palabras de Trump se hayan producido en una instalación militar estadounidense (propiedad del gobierno, aunque manejada por contratistas privados) genera alerta entre quienes consideran que el presidente está politizando indebidamente a las fuerzas armadas al ofrecer discursos con alto contenido político y hasta electoral cuando visita a los uniformados. Por regla general los presidentes hablan a la clase militar de temas trascendentes de seguridad y defensa nacional y nunca debaten puntos de la dinámica partidista. Mucho menos aprovechan para zanjar diferencias con sus contrincantes políticos y menos aún si estos están muertos y por tanto no pueden defenderse o responder a las acusaciones que se le hacen.
En el caso de Trump pueden ser verdaderas difamaciones, considerando la tendencia a la exageración y la mentira que tiene el mandatario.
Además, los ataques verbales a McCain son recibidos con pesar entre buena parte de los veteranos estadounidenses, la mayoría de los cuales consideran al fallecido senador como un héroe, no solo por su actuación durante la Guerra de Vietnam, durante la cual fue prisionero casi seis años, sino por el trabajo que hizo desde el Congreso a favor de las Fuerzas Armadas.
MCain pertenece a una familia de larga tradición militar, su padre y su abuelo sirvieron en la Armada y hasta un buque de guerra está bautizado en honor a su padre. Este miércoles se multiplicaron las reacciones en contra de Trump de parte de senadores republicanos: “El país merece algo mejor, la familia McCain merece algo mejor”, dijo Johnny Isakson, senador por Georgia. “Es deplorable lo que dijo. Será deplorable dentro de siete meses si lo vuelve a decir”, insistió Isakson.
El senador republicano por Carolina del Sur y amigo personal de fallecido político, Lindsey Graham, calificó la retórica de Trump de “gran error”, para luego agregar: “Los comentarios del presidente sobre el senador lo hieren más a él que al legado del senador McCain”.

Share