Mexicanos disfruta de tamales para festejar el Día de la Candelaria

Mexicanos disfruta de tamales para festejar el Día de la Candelaria

Día

Si de tamales se trata, los capitalinos llevan mano en su preparación. ¿Qué tal uno de pastor o uno de cochinita?, para todos los gustos hay.
“Quisimos resaltar la comida mexicana, al ponerle un plus a algo que comemos típicamente todos los días”, explicó Guadalupe García que fundó su negocio bajo el nombre de Tamalísimo. Desde hace ocho años se dedican a hacer tamales artesanales y su especialidad son los de cochinita, el verde y el de mole. Al momento de servirlos les ponen más guisado arriba, los bañan en salsa y los acompañan con frijoles y queso fresco.
“Todos nuestros productores son de la región de Tlalpan, cultivan su maíz en Topilejo y en el Ajusco“, detalló la vendedora. Envueltos en hoja de acelga (que se come), de frambuesa con queso y hasta de camarón son algunas de las creaciones que se pueden degustar en la Feria del Tamal de la Alcaldía de Tlalpan.
“Hay para todos y los preparamos como el cliente pida”, subrayó Citlali, otra vendedora. “Haga de cuenta que se está comiendo unos tacos, pero sin tortilla”, agregó al hacer mención del tamal de pastor.
En el parque Juana de Asbaje, a un costado de la Alcaldía, cientos de personas se dieron cita para poner a prueba su paladar. Bebiendo un atole de chocolate o de arroz, o bien, de un agua de horchata con amaranto o de guanábana, los visitantes recorrieron, sin prisa, cada uno de los puestos instalados en la víspera de la Candelaria.
“¿Que tal están sus tamales?, a mi no me van a venir a decir de tamales, soy de Veracruz“, afirmó uno de los visitantes quien seducido por las pruebas gratis se detuvo frente a unos expositores. Luego de probar dos o tres pedacitos de un tamal rojo estuvo listo para dar su veredicto. “Sí están buenos, dame uno de chile rojo“, solicitó. “Es una rosca que tiene dos capas completas de pollo y aparte te damos tu medio litro de salsa por si gustas echarle más”, comentó Caroline, creadora de este manjar. En contraste a lo que se podría pensar, estos jóvenes emprendedores llevan 20 años vendiéndola.“Ahorita se hizo más famosa por lo mismo que hay redes sociales y antes sólo sabía la gente que la conocía, pero la hacemos dulce o salada o mitad y mitad.
“Ahora sí que es al gusto del cliente”, subrayó la vendedora. Entre quienes fueron movidos por la curiosidad, también estuvieron aquellos que adelantaron el pago por haber sacado el Niño Dios en la Rosca de Reyes.
“Ya les compré dos tamales a cada uno, deuda saldada. “En una de esas mañana volvemos”, compartió Saúl, quien visitó la feria en compañía de sus dos hermanos.

Share