México condena la “cruel e inhumana” política  de EEUU de separar familias en la frontera

México condena la “cruel e inhumana” política de EEUU de separar familias en la frontera

México condena como cruel e inhumana

México calificó como “cruel e inhumana” la política del gobierno de Estados Unidos, encabezada por Donald Trump de separar niños migrantes de sus padres cuando cruzan la frontera ilegalmente.
El canciller mexicano Luis Videgaray, señaló en una conferencia de prensa en la Ciudad de México que hasta ahora sólo han identificado a 21 niños mexicanos separados de sus padres, cerca de un 1% del total y aseguró que la mayoría proviene de Guatemala, El Salvador y Honduras. De este registro, la mayoría han sido repatriados y siete de ellos permanecen en centros de detención.
“Quiero, a nombre del Gobierno y del pueblo de México, expresar nuestra más categórica y enérgica condena a una política cruel e inhumana”, dijo.
Dijo que los niños repatriados son recibidos por el DIF de las localidades a las que pertenecen y por familiares, que anteriormente han sido contactados.
Uno de los casos en los que trabaja el consulado mexicano es el de una niña de 10 años que se encuentra en un centro de detención en McAllen, Texas, y que padece Síndrome de Down. De acuerdo con Videgaray, el padre de la niña vive en Estados Unidos y el gobierno está buscando que pueda reunirse con él.
Sobre las acciones de carácter diplomático informó que de manera formal, el gobierno manifestó su rechazo al gobierno estadounidense a través de una nota entregada a las autoridades de EEUU y el pasado lunes mantuvo un diálogo con la secretaria de Seguridad Nacional, Krijsten Nielsen.
El titular de la SRE señaló que México reconoce la soberanía de Estados Unidos y su política migratoria; sin embargo “en ningún momento promueve la migración ilegal”.
El canciller dijo que México respeta “plenamente” la soberanía de Estados Unidos y su “facultad plena” en política migratoria, pero consideró que separar a menores de sus familias viola los derechos humanos.
“Conforme a nuestras convicciones no podemos ser indiferentes a estos hechos que ponen a los menores en situación de vulnerabilidad sus derechos”.
Además, Videgaray hizo un llamamiento a la comunidad internacional y a organismos como la ONU para que expresen “de manera clara” su posicionamiento ante esta política.
También anunció que se trabaja conjuntamente con Guatemala, Honduras y el Salvador para “establecer acciones conjuntas”.

Horas antes, una delegación México en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se encuentra reunida en Ginebra este martes, afirmó que respeta el derecho de cada país a definir su propia política migratoria, pero que no se puede criminalizar a los inmigrantes y menos aceptar la estrategia de separar de sus hijos a los padres que han entrado a un país de forma irregular.

“Todos los Estados debemos respetar los derechos humanos y la dignidad de las personas, incluidos los migrantes”, dijo una representante de la delegación.

Según datos oficiales, cerca de 2,000 menores inmigrantes han sido separados de sus familias en la frontera con México en tan solo seis semanas por la aplicación de la política de “tolerancia cero” del Gobierno estadounidense.

Share