México y Cuba normalizaron relaciones

LA HABANA – El presidente Raúl Castro invitó a su homólogo mexicano Felipe Calderón a visitar Cuba, luego que las relaciones entre los dos países quedaron “plenamente normalizadas” este jueves, informaron los cancilleres de ambos estados reunidos en La Habana.

“Las relaciones entre México y Cuba están plenamente normalizadas y se abre una etapa de cooperación”, dijo el canciller cubano Felipe Pérez Roque, tras dialogar con su homóloga Patricia Espinosa y suscribir un comunicado conjunto.

Pérez Roque anunció que viajará en septiembre a México y será “portador de la invitación para que el presidente Calderón realice una visita oficial a nuestro país”, ocasión en que también suscribirá los instrumentos para un acuerdo migratorio de responsabilidad compartida, para un flujo “legal, seguro y ordenado”.

Espinosa, quien realiza una visita de 24 horas, aseguró se trata del “inicio de una nueva etapa en las relaciones sobre la base del derecho internacional y el trato amistoso y cordial”, por lo que “nos congratulamos por estos acuerdos”, resultado de un largo período de consultas y negociaciones. Los cancilleres acordaron fortalecer los intercambios en “materia política, social, económica, comercial, financiera, educativa, científico-técnica, migratoria, y de salud”, y echar a andar mecanismos en “migración, narcotráfico, comercio y desarrollo industrial, transporte, agricultura y pesca, comercio exterior, turismo y salud”, según el comunicado.

La visita de Espinosa es considerada la más importante en las relaciones bilaterales desde 2002, cuando el entonces presidente Vicente Fox y su secretario de Relaciones Exteriores, Jorge Castañeda, viajaron a la isla.

Espinosa se entrevistará el viernes con el vicepresidente Carlos Lage, el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, y el jefe de Relaciones Internacionales del Partido Comunista, Fernando Remírez de Estenoz.

La visita de Espinosa se lleva a cabo tres semanas después de que Raúl Castro asumió la Presidencia de Cuba, en sustitución del convaleciente líder Fidel Castro, y reactivó el mecanismo permanente de información y consulta política entre cancillerías, que sesionó hasta 1998, añadieron las fuentes. Desde la llegada al poder de Calderón, México ha buscado mejorar sus vínculos con Cuba, que fueron fluidos desde 1902 hasta la administración de Ernesto Zedillo (1994-2000), cuando se presentaron algunos tropiezos, y muy críticos durante el gobierno de Fox (2000-06).

En febrero, el Banco Nacional de Cuba y el Banco Nacional de Comercio Exterior de México (Bancomext) decidieron eliminar demandas en curso y reestructurar una deuda de 400 millones de dólares pagaderos en 15 años, con 6% de interés y cinco años de gracia para el principal, según fuentes mexicanas, lo que fue saludado por los cancilleres.

Share