<!--:es-->Miles de argentinos marchan por la muerte del fiscal Alberto Nisman<!--:-->

Miles de argentinos marchan por la muerte del fiscal Alberto Nisman

Miles de personas salieron el lunes a las calles de las principales ciudades argentinas para repudiar la muerte del fiscal Alberto Nisman, que denunció un supuesto pacto de la presidenta Cristina Kirchner con Irán para permitir la impunidad de terroristas implicados en el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que dejó 85 muertos y 300 heridos en 1994.
“Yo soy Nisman”, fue una de las frases más repetidas en las cartulinas que llevaron los manifestantes en la marcha, en analogía con el reciente atentado en París contra la revista Charlie Hebdo y que convirtió el “Je suis Charlie” en un lema global.
En Buenos Aires, los manifestantes se concentraron en la histórica Plaza de Mayo, en donde algunos homenajearon al fiscal con aplausos intermitentes, mientras otros llevaron las ya tradicionales cacerolas para hacerlas sonar como protesta.
Los actos fueron convocados a través de las redes sociales por ciudadanos opositores al gobierno, que desde que se supo que habían encontrado muerto a Nisman, culparon directamente a la presidenta.
“Pagó con su vida por investigar al kirchnerismo”, “Todos somos Nisman”, “Nisman, tu muerte no será en vano”, fueron algunos de los mensajes plasmados incluso en banderas argentinas a las que les colocaron moños negros en señal de luto.
Dispersos, algunos grupos gritaban “que se vayan todos”, en tanto que otros optaban por cantar el himno nacional y por repetir el grito de “¡justicia!”.
Las protestas se replicaron en otros puntos de Buenos Aires, como la residencia presidencial, en algunos barrios de esta capital, y en ciudades como Rosario, Córdoba y La Plata.
La presidenta argentina deslinda a su gobierno de la muerte de Nisman
El fiscal, que debía presentarse este lunes en el Congreso para explicar las acusaciones contra Kirchner, fue hallado muerto la noche del domingo con un disparo en la cabeza. Las autoridades señalan que se trató de un suicidio aunque esta versión no ha convencido a muchos.
En una carta difundida en la noche del lunes, la presidenta Cristina Kirchner dijo que la muerte del fiscal generó «estupor e interrogantes», pero deslindó a su gobierno de toda responsabilidad en el trágico suceso.
La extensa carta de la presidenta argentina fue publicada a última hora del lunes en una red social dice: «En el caso del ¿suicidio? del fiscal a cargo de la causa AMIA, Alberto Nisman, no sólo hay estupor e interrogantes, sino que además una historia demasiado larga, demasiado pesada, demasiado dura, y por sobre todas las cosas, muy sórdida. La tragedia del atentado terrorista más grande que se produjo en la Argentina».
Kirchner alertó también contra intentos de «desviar, mentir, tapar y confundir» sobre el atentado contra la AMIA y cargó contra agentes de Inteligencia y medios opositores.
Horas antes, el Gobierno autorizó la desclasificación del material de inteligencia que utilizó el fiscal de la causa AMIA.
Mientras, la oposición reclamó una investigación exhaustiva y advirtió de la gravedad de los acontecimientos.

Share