<!--:es-->Mucho estilo con poco $$$ – Trucos para lograr grandes resultados<!--:-->

Mucho estilo con poco $$$ – Trucos para lograr grandes resultados

No importa cuánto dinero gastas para decorar tu casa, sino cuán inteligentemente lo haces. La imaginación es tu mejor aliada. Aplica estos diez consejos de la revista Better Home & Gardens para aprovechar al máximo tu presupuesto.

El precio es adecuado

La verdadera satisfacción a la hora de decorar no consiste en firmar cheques, sino en encontrar soluciones al alcance de tu bolsillo. Decide utilizar el ingenio desde el vamos y lograrás mucho estilo con un presupuesto acotado.

Enfrentémoslo: la mayoría de nosotros no contamos con un presupuesto ilimitado para decorar nuestros hogares.

Tan tentadora como suena, la frase “el dinero no importa” es algo con lo que fantaseamos decir después de que nos paguen el premio grande de la lotería. Incluso para los diseñadores de interiores más importantes, no es común contar con un presupuesto ilimitado.

Muchos de ellos confiesan que, en realidad, trabajan mejor cuando tienen que apoyarse en la creatividad y no en el dinero. Por lo tanto, ya seas frugal por naturaleza o por necesidad, ten en cuenta estos cuatro principios fundamentales para maximizar el dinero que invertirás en la decoración.

Utiliza los materiales económicos con generosidad y los materiales más caros, con juicio. Confía en la lona de algodón para las fundas, los manteles y las colgaduras, y guarda las telas más caras para los almohadones y los ribetes.

Si tienes que elegir entre materiales o mano de obra costosa, escoge la mano de obra más cara. Un artesano puede hacer que tu tela barata parezca maravillosa.

La elegancia está en los detalles, ya sea en los bordes y en los apliques, o en la mano de pintura de color y en las rayas (finas o anchas); en síntesis, en los toques finos que muchos de nosotros no podemos dar.

Recuerda que el objetivo no es sólo comprar cosas económicas, sino aprovechar todos los métodos de ahorro. Si pintas y colocas el empapelado, tendrás más dinero para los adornos, los flecos y la mano de obra.

Aprovecha al máximo lo que tienes, y, luego, completa con lo que tienes. Las mejores ideas de diseños son gratuitas. Con tan sólo reacomodar los muebles -separarlos de la pared o girarlos-, se puede transformar y renovar una habitación.

Si mueves un mueble de una habitación a otra, puedes mejorar ambos ambientes. Experimenta con lo que tienes a mano antes de ir de compras.

En una habitación simple, los detalles arquitectónicos pueden hacer una gran diferencia a un costo bajo.

Las molduras de madera del almacén de maderas o de la tienda de artículos para el hogar son el equivalente de los apliques arquitectónicos. Vienen en una variedad de tamaños y estilos, y pueden pintarse o teñirse. Utilízalas para enmarcar las ventanas, las puertas o los paneles de empapelado o para crear un tope para sillas.

Del mismo modo, una guarda de empapelado es arquitectura en rollos. Puede agregar detalles decorativos a las habitaciones simples y alterar la forma en la que se perciben las formas y la dimensión de los espacios.

Haz que el espacio te sirva

Aunque no puedas pagar una obra de arte, no debes conformarte con las paredes vacías.

Corta y enmarca 20 páginas de un libro de ilustraciones botánicas o dibujos de arquitectura. Colócalas en una pared para obtener el impacto colectivo de una gran obra de arte.

Convierte una impresión o un póster común y corriente en una pieza de arte extraordinaria, derrochando dinero en un esterado y un enmarcado profesional. Los esterados y los enmarcados pueden hacer que una impresión económica parezca mucho más sofisticada.

De un lado para el otro

Con tan sólo un martillo y un clavo, vas camino a transformar tus tesoros enmarcados en grupos espectaculares. Pero antes de tomar el martillo, prepara los esquemas de tus obras de arte y traza el perímetro en papel kraft.

Cortar las formas y pegarlas en la pared, acomodándolas hasta que te guste como quede. Colocar los clavos para que atraviesen el papel, ajustando la posición de los clavos según cómo van colgados los cuadros. Quita el papel y cuelga los cuadros.

Ahorrar con sábanas

Como vienen en colores sólidos y diseños combinados, las sábanas evitan las conjeturas acerca de cómo juntar y mezclar. Además, por lo general, son menos caras que la misma cantidad de tela.

Utilízalas para hacer cortinas, vestir mesas o retapizar cabeceras de cama dañadas. Convierte las sábanas en cortinas de baño o en un vestido para un lavabo. O coloca tiras de tela de sábanas en las toallas económicas para combinarlas y lograr un aspecto combinado.

Share