Muchos mexicanos en el exterior no podrán votar el 1 de julio

Muchos mexicanos en el exterior no podrán votar el 1 de julio

muchos mexicanos

Las trabas con las que muchos mexicanos radicados fuera de su país se han topado tanto al tramitar la credencial de elector como al solicitar su inscripción en el padrón, han sido causantes de que su voto en la elección presidencial del próximo 1 de julio haya sido descartado o esté en riesgo.
Son obstáculos técnicos en el trámite, activación y registro de la credencial para votar que los mexicanos en el extranjero empezaron a tener desde hace dos años, cuando el Instituto Nacional Electoral (INE) inició el proceso a través de los consulados, y que derivan de un sistema que los usuarios consideran confuso y tardado.
Además, señalan quienes han padecido el inconveniente, los correos electrónicos parecen ir destinados a la carpeta de la basura o del ‘spam’ de la autoridad electoral mientras que la prolongada espera en las líneas telefónicas acaban con la paciencia de quien llama para intentar aclarar sus dudas.
Las dificultades para obtener la credencial e inscribirse en la Lista Nominal de Electores Residentes en el Extranjero (LNERE), requisito indispensable para poder votar el 1 de julio, parecen manifestarse en las bajas las cifras alcanzadas por el INE.

De los 12 millones de mexicanos radicados fuera de su país se estima que el potencial de votantes sería de 8 millones, de los cuales 7.8 se ubican en Estados Unidos. Sin embargo, en los últimos dos años sólo se tramitaron y entregaron 674,111 credenciales, y de esa cifra, 141,745 (el 20%) han podido registrarse en la LNERE a tres semanas de que termine el plazo.
Frustración y burocracia
“Estoy muy molesta porque no pude registrarme en el padrón, el sistema es obsoleto, por más que traté el sistema no admitió el folio ni la clave de mi credencial de elector”, comentó Martha Ofelia Jiménez, una activista comunitaria de Los Ángeles y representante de un club de migrantes de Zacatecas.
“Estoy frustrada por todas las trabas que pone el gobierno de México para asegurarse que los migrantes mexicanos no votemos”, recalcó. “Es desgastante tal proceso de registro por internet, ahora entiendo el que muy pocas personas hayan podido registrarse de las más de 600,000 personas que tramitaron su tarjeta de elector en Estados Unidos”. Otra de las dificultades a las que se enfrentaron los mexicanos es no tener a la mano su acta de nacimiento y aunque en el sitio en internet del Registro Nacional de Población (RENAPO) se puede obtener una copia certificada de ese que es el principal documento para el trámite, el proceso de digitalización en las oficinas de registro civil parece ser de lo más lento.
En las redes sociales algunos expresaron su enfado con el proceso que a pesar de ser por internet es tan burocrático y digno de un ‘Godínez’ o un ‘Peritos’ cualquiera.
“Ya ni la chingan”, el reclamo al INE
Lo vergonzoso y la poca difusión
Oralia Maceda Méndez, representante del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) en Fresno, California, atribuyó también la baja participación que tendrán los mexicanos en el exterior a la poca difusión informativa que ofreció el INE. “Nosotros tuvimos que iniciar una campaña estos úlimos meses para informar sobre los plazos para la credencial, porque mucha gente llamaba a la línea de Mexitel y les daban cita hasta después del 31 de marzo (plazo para hacer el trámite)”, mencionó. A muchos mexicanos que trabajan en los campos agrícolas del valle central de California, dijo Maceda Méndez, también se les dificultó conseguir la documentación, porque sus actas de nacimiento a veces ni siquiera aparecen en el registro civil de sus pueblos. Para Armando Vázquez, presidente del Centro de Estudios California-México, la autoridad electoral se ha quedado corta en garantizar el derecho al voto de los mexicanos en el extranjero.
“Es vergonzoso que el INE no haya destinado los recursos para informar y dejar en claro que el voto del exterior sí va a contar, ya que la gente tiene la idea de que su voto va a valer madre. Es vergonzoso que de los millones de mexicanos en Estados Unidos sólo alrededor de 100,000 vayan a poder votar”, criticó.
“Huele a una estrategia de no permitir el voto del exterior”, arremetió. “Al INE y a los partidos políticos no les ha interesado que el voto de los mexicanos en el exterior sea determinante en la elección”. Francisco Moreno, director de comunidades del Consejo de Federaciones Mexicanas (COFEM) en Los Ángeles, dijo que a pesar de que tramitó y recibió su credencial de elector desde el año pasado, aún no tiene certeza de que pueda votar en las elecciones del 1 de julio. “Cuando la activé pasé las de Caín, porque el sistema me pedía un folio, un número CIC y no sé qué más”, comentó. “Al final no supe si quedé inscrito en el padrón, son muchas trabas, y para que te contesten en el teléfono es tener que esperar bastante y yo no tengo mucha paciencia ni tiempo para eso”.

Share