Niega Cuauhtémoc rencor por fraude del 88

Cd. de México.- A 20 años de las elecciones de 1988, el ex candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas aseguró ayer que no guarda rencor, a pesar de estar convencido de que se manipularon los resultados oficiales al “caer” y “callar” el istema de cómputo en la Secretaría de Gobernación.

“La historia no se borra; en mi caso tampoco se olvida. Yo no me muevo por rencores, estoy tranquilo con mi conciencia en este caso”, dijo al participar en la mesa titulada “Transparencia electoral e historia, 1988-2008, avances y retrocesos”.

Cárdenas dio su testimonio sobre los dos sistemas de cómputo que se manejaron en aquel año: uno para la opinión pública y el oficial.

Dijo que no se contabilizaron votos de al menos 25 mil casillas, que luego fueron destruidas.

Recordó que ante el fraude de 1988, se convocó a movilizaciones, se discutió y se decidió la participación de sus seguidores en el Congreso.

“Con plena conciencia del fraude para tratar de participar en el recuento de todos los votos”, comentó.

Cuestionado por un ciudadano sobre por qué no encabezó otras acciones, Cárdenas insistió en que hubo movilizaciones en rechazo al fraude.

“¿Qué es algo más? Si algo más es levantarse en armas, pues efectivamente no se llamó a un levantamiento en 1988. Se fomentó, se promovió, se estimuló la movilización ciudadana; se hizo una movilización por todo el País.

“Lo deseable hubiera sido una movilización simultánea por todo el País para haber revertido el fraude”, consideró el fundador del PRD. En otra mesa, Jorge Alcocer, representante del Partido Mexicano Socialista ante la Co isión Federal Electoral en 1988, refutó al ex Secretario de Gobernación, Manuel Bartlett, quien dijo en el foro que no tenía datos de la elección presidencial la noche de ese 6 de julio.

“Hubo en 1988 la retención indebida del flujo de información electoral.

Pero no sólo se retuvo, se adulteró la información. Hubo un fraude electoral”, sostuvo Alcocer.

Cuesta plenaria del PRD 200 mil pesos: En Acapulco y con la ausencia de legisladores afines a Andrés Manuel López Obrador, 13 de los 26 senadores del PRD aprobaron ayer en dos horas —de las 12:30 a las 14:30 horas— su agenda legislativa para el próximo period ordinario de sesiones.

Aunque los organizadores no detallaron cifras sobre el costo de la plenaria, de acuerdo con las tarifas proporcionadas por los administradores del hotel donde sesionaron, la estancia de alrededor de 50 personas significó un gasto de unos 200 mil pesos.

El boleto avión en viaje redondo a Acapulco por Aeromar –línea en la que viajaron algunos senadores–, está cotizado en mil 575 pesos. Alrededor de 20 personas usaron esa línea aérea.

El costo del hospedaje en el hotel El Cano fue de mil 300 pesos por persona, con comida y bebida incluidas.

Share