“No, no, no”: mira lo que le quisieron hacer al príncipe Carlos en Cuba (pero no se dejó)

Príncipe

El heredero a la corona británica se refugió del calor en una peluquería en La Habana y se llevó tremenda sorpresa con la amable propuesta que le hizo una cubana. El príncipe de Gales hace historia con esta visita a Cuba.
El príncipe Carlos y su esposa Camila se encuentran de visita oficial en Cuba y aunque se han mostrado muy entusiastas con las diferentes actividades que se han organizado alrededor de ellos, el heredero se negó a cortarse el pelo cuando le ofrecieron un cambio de look.
Durante un recorrido a pie por La Habana Vieja, el padre del príncipe William entró unos momentos al Salón Correo, una antigua barbería de la zona, para refugiarse del calor.
Muy sonriente, el príncipe saludó a algunos de los clientes del lugar y hasta aprovechó para sentarse en una de las butacas de barbero para descansar por unos minutos; sin embargo, no esperaba que la dueña del lugar, Josephine Nando, le ofreciera un corte de pelo.
“Por favor, ¡aunque sea un poquito!”, le dijo Nando, a lo que el príncipe Carlos le respondió gentilmente: “Yo solo entré por el aire acondicionado”.

Viaje histórico
Ésta es la primera visita oficial a Cuba por parte de un integrante de la familia real británica. El Príncipe de Gales arribó a la isla el domingo, acompañado de su esposa, la duquesa de Cornualles.
Clarence House, la residencia oficial del príncipe Carlos, ha declarado que la visita a Cuba responde a una solicitud del gobierno británico para mejorar los vínculos culturales entre el Reino Unido y Cuba.
La pareja real ha tenido una agenda muy ajetreada en esta visita. A su llegada, le rindieron homenaje al poeta, ensayista y héroe nacional de Cuba, José Martí. Recorrieron a pie algunos puntos de La Habana Vieja, acompañados del historiador Eusebio Leal. E incluso, este martes tuvieron un recorrido en auto, a bordo de un MG Serie DT Midget negro, del año 1953, por las calles de la capital cubana.
Además, el padre de los príncipes William y Harry visitó el gimnasio Rafael Trejo, donde Carlos se subió a un ring de boxeo para conocer un poco más a fondo cómo es el entrenamiento de los boxeadores.
La pareja permanecerá en Cuba hasta el miércoles para después dirigirse a las Islas Caimán.

Share