Nueva condena a enfermero nazi en Chile

Un ex enfermero del Ejército Alemán durante la época nazi que desenterró uno de los misterios más grandes tejidos en Chile desde el final de la Segunda Guerra Mundial, recibió el miércoles una nueva condena, esta vez de tres años en prisión por su responsabilidad en la tortura de siete colonos en una finca su propiedad.

Numerosos cargos

El ex líder de la polémica hacienda agrícola alemana Colonia Dignidad, Paul Schäfer, de 86 años, fue extraditado de Argentina en 2005 luego de permanecer varios años prófugo acusado de los delitos de pedofilia y violaciones a los derechos humanos, dijo la Agencia Francesa de Noticias, (AFP).

La colonia dignidad, una hacienda de 15 mil hectáreas en la localidad de Parral, a unos 400 kilómetros al sur de Santiago, fue utilizada por la desaparecida Dirección de Inteligencia Militar (DINA) de Pinochet para encerrar y torturar a opositores al régimen.

Schäfer ya había sido condenado a 20 años de presidio por abusos a una veintena de menores de la Colonia Dignidad, y a otros 3 años por uso ilegal de armas.

La nueva condena al ex ex enfermero fue dictada por el juez Jorge Zepeda, uno de los que procesa a Schafer. La sentencia es por torturas cometidas en los terrenos de Colonia Dignidad entre 1970 y 1980 a siete colonos, donde también vivían unos 300 alemanes y unos 200 chilenos.

La captura de Schäfer

Tras un año de investigaciones encabezadas por la INTERPOL y la colaboración de las policías de Chile y Argentina, agentes especiales detuvieron en 2005 en Buenos Aires a Schäfer, un veterano del ejército alemán y prófugo de la justicia desde hace más de ocho años.

La policía explicó que a Schäfer lo siguieron durante al menos seis meses y que cuando fue capturado se encontraba acompañado por otras personas que hablan alemán.

La policía chilena agregó que el ex cabo vivía en una residencia ubicada en el barrio Las Acacias, un elegante sector 30 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

El diario chileno La Tercera, de Santiago, informó al día siguiente del arresto que la captura de Schäfer fue posible después de que se detectara la presencia de sus colaboradores en Argentina.

Entre ellos se encontraban Rebeca del Carmen Schäfer, su hija adoptiva; Renata Freitag, su enfermera; y Matías Gerlach, chileno, guardaespaldas de Schäfer. Todos fueron detenidos.

Share