<!--:es-->Nuevo estudio descubre rendimiento positivo de la inversión para los estados que invierten en tratamientos para dejar de fumar<!--:-->

Nuevo estudio descubre rendimiento positivo de la inversión para los estados que invierten en tratamientos para dejar de fumar

TEXAS — Un nuevo estudio publicado hoy por la American Lung Association, realizado por investigadores de Penn State University, descubrió que ayudar a los fumadores no solo salva vidas sino que además proporciona beneficios económicos favorables para los estados. El estudio, titulado Smoking Cessation: the Economic Benefits («Dejar de fumar: los beneficios económicos»), provee un análisis de costo-beneficio a nivel nacional que expone los costos de fumar para la sociedad, en comparación con los beneficios económicos para los estados que proveen cobertura de cesación (beneficios para dejar de fumar). El estudio llega en un momento clave, ya que se están poniendo en práctica importantes disposiciones de beneficios
de cesación a nivel federal y estatal, a raíz de la legislación para la reforma del sistema de atención médica.

Todos los años, el consumo del tabaco mata a 393,000 millones personas en los Estados Unidos y
este nuevo estudio identifica los impactantes y considerables costos que se atribuyen a las muertes y enfermedades que causa el humo del cigarrillo. Por ejemplo, el estudio descubrió que fumar tiene un costo de más de $301,000 millones para la economía de los Estados Unidos; lo cual causa pérdidas de productividad de $67,500 millones en los trabajos, costos de $117,000 millones por muertes prematuras y gastos médicos directos de $116,000 millones.

Los resultados del modelo indican que en Texas el costo directo anual para la economía, atribuible al humo del cigarrillo, excede los $20,400 millones, monto que incluye pérdidas de productividad de $4,900 millones en los trabajos, pérdidas de $7,900 millones por muertes rematuras y gastos médicos directos de $7,500 millones.

El estudio también calcula los costos combinados por muerte prematura y médicos, así como las pérdidas de productividad en los trabajos por cada cajetilla de cigarrillos. El precio promedio al público de una cajetilla de cigarrillos en todo el país es de $5.51. Los costos y pérdidas de productividad en los trabajos a nivel nacional
equivalen a $18.05: más del 300% del precio promedio al público de una cajetilla de cigarrillos.

Pese a que el precio al público de una cajetilla de cigarrillos en Texas cuesta un promedio de $5.52, la combinación de los gastos médicos y las pérdidas de productividad atribuibles a cada cajetilla de cigarrillos vendida son de aproximadamente $21.00 por cada una.

«Este estudio detalla en dólares y centavos el enorme potencial de los beneficios económicos para los estados que ayudan a las personas a dejar de fumar. Exhortamos al District of Columbia y a todos los estados a que ofrezcan cobertura total para los tratamientos de cesación clínicamente comprobados para los fumadores, los cuales no solo salvan vidas sino además ahorran dinero», señaló Charles D. Connor, presidente y CEO de la American Lung Association.

El humo del cigarrillo es la causa prevenible número uno de enfermedades y muertes en los Estados Unidos, y las encuestas demuestran que el 70% de los consumidores de tabaco quieren dejar de fumar.
Muchas veces es necesario que un fumador haga varios intentos para dejar de fumar, antes de lograrlo exitosamente. Al usar tratamientos basados en pruebas aumentan las probabilidades de dejar de fumar, pero muchos fumadores no tienen acceso a o no conocen los tipos de tratamientos disponibles.

Además de identificar el impactante costo de fumar para la economía de los Estados Unidos, este nuevo estudio ahora proporciona a los gobiernos estatales razones económicas contundentes para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco. Por ejemplo, el estudio descubrió que si los estados invirtieran en beneficios
integrales para dejar de fumar, cada uno recibiría en promedio un 26% de rendimiento de su inversión. En otras palabras, por cada dólar que se gaste en ayudar a los fumadores a dejar el tabaco, los estados gozarían de un rendimiento promedio de $1.26.

Para Texas, la proporción costo-beneficio varía de $0.84 a $2.61 en ahorros por dólar invertido en
programas para dejar de fumar, según el tipo de intervención.

Algunos estados obtendrían rendimientos mayores a otros. Por ejemplo, el estudio descubrió que el District of Columbia recibiría el rendimiento más alto de su inversión: por cada dólar que invierta en tratamientos para dejar de fumar, tendría un rendimiento de $1.94. Se pueden obtener datos específicos para los diferentes estados en www.lungusa.org/cessationbenefits.

El estudio obtiene estos beneficios económicos al considerar costos médicos más bajos debido a un número menor de personas que fuman, mayor productividad en el trabajo y una disminución de ausencias y muertes prematuras por el humo del cigarrillo.

Entre los índices más altos de fumadores se encuentran las personas que participan de Medicaid. La American Lung Association exhorta a todos los estados a que provean a todos los beneficiarios de Medicaid y empleados estatales una cobertura integral y fácilmente accesible para la cesación del consumo de tabaco. Un beneficio integral de cesación incluye los siete medicamentos y los tres tipos de orientación que
recomienda el Servicio Público para la Salud de los Estados Unidos (U.S. Public Health Service) para dejar de fumar.

La American Lung Association también recomienda que los planes de seguro privados y las compañías
empleadoras ofrezcan una cobertura integral de cesación y recomienda que los estados les exijan cubrir esos tratamientos.

Acerca del estudio

Los investigadores en Penn State University con experiencia en economía y administración de la salud realizaron este análisis de costo-beneficio usando información del gobierno y otros datos publicados. El análisis compara los costos de proveer tratamientos para dejar de fumar (que incluyen el precio de los medicamentos y la orientación, y la pérdida de ingresos fiscales) con los ahorros posibles si los fumadores
dejan el cigarrillo (que incluyen ahorros en gastos de salud, costos por muerte prematura y pérdidas de productividad).

El financiamiento para el estudio proviene de una donación sin restricciones para investigaciones, que provee Pfizer Inc.

Sobre la American Lung Association
Ya en su segundo siglo, la American Lung Association es la organización líder en la lucha por salvar vidas mediante mejoras de la salud pulmonar y la prevención de enfermedades pulmonares. Con el apoyo generoso que usted aporta, la American Lung Association «lucha por aire» a través de su investigación, educación y programas de apoyo. Para mayor información sobre la American Lung Association o para brindar apoyo al trabajo que realiza, llame al 1-800-LUNG-USA (1-800-586-4872) o visite www.LungUSA.org.

Share