<!--:es-->Nuevo problema para Phelps
…Su licencia de manejo estaba vencida!<!--:-->

Nuevo problema para Phelps …Su licencia de manejo estaba vencida!

ALTIMORE – La policía de Baltimore confirmó que el nadador estadounidense Michael Phelps, que la noche del pasado jueves sufrió una accidente de tráfico, conducía su vehículo con una licencia vencida y emitida en el estado de Michigan, no el de Maryland, que es donde reside.

De acuerdo a los últimos detalles ofrecidos por la policía de Baltimore, donde Phelps chocó el vehículo que conducía con el de una mujer que se saltó un semáforo en rojo. El campeón olímpico y mundial les dijo a los agentes que una hora y 15 minutos antes había bebido una cerveza.

Sin embargo, la policía reiteró que el accidente no había sido culpa de Phelps y que ningún agente le sometió a la prueba de alcoholemia al no mostrar signos de estar bajo los efectos del alcohol.

Pero Phelps, al igual que la mujer, que responde al nombre de Amanda E.Virkus, y tampoco estaba bajo los efectos del alcohol, tendrán que comparecer ante un juez.

Phelps deberá responder por conducir con una licencia vencida de otro estado, que no le generará ningún tipo de multa, aunque tendrá que hacerse uno nuevo del estado de Maryland, donde ahora reside.

Mientras que Virkus, que fue ingresada en un hospital local al sufrir dolores en el cuello y la espalda, tendrá que pagar un máximo de 180 dólares por saltarse el semáforo en rojo y causar un accidente.

Según el portavoz de la policía de Baltimore, Anthony Guglielmi, Phelps presentó a los agentes una licencia de conducir del estado de Michigan, cuyas autoridades confirmaron que había expirado.

Phelps vivió en Michigan entre el año 2004 y 2008 antes de viajar a los Juegos Olímpicos de Pekín, para luego regresar a su residencia y ciudad natal de Baltimore.

En el informe policial también se recoge que Phelps dijo a los agentes que se había lastimado ligeramente el tobillo derecho, pero no quiso recibir tratamiento médico, mientras que los dos pasajeros que le acompañaban no sufrieron ningún tipo de daño.

“Tratamos la situación con el máximo de atención y cuidado, porque estábamos perfectamente informados de sus antecedentes y notoriedad”, señaló Guglielmi. “Quisimos estar seguros que los pasos dados se hacían con el máximo rigor y guiados siempre por lo que establece la ley”, añadió. Phelps, ganador de ocho medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, ya se había visto involucrado en otro accidente de tráfico en 2004. En aquella ocasión fue el culpable del accidente por conducir en estado de embriaguez. Se declaró culpable y fue condenado a 18 meses de libertad condicional.

“Conducir un automóvil después de haber bebido es algo equivocado, peligroso e inaceptable”, declaró Phelps después del arresto que sufrió.

Share