<!--:es-->NY abre sus puertas a la moda!<!--:-->

NY abre sus puertas a la moda!

. . . Vuelve a inundar con estilo y “glamour”

La Semana de la Moda de Nueva York abrió sus puertas con fastuosas propuestas de diseño para el otoño en una serie de desfiles que volverán a inundar de estilo y de glamour las pasarelas de la ciudad de los rascacielos. En los primeros desfiles pudo verse entre el público a personalidades tan variopuntas como Laura Bush, Carolina Herrera y Britney Spears.

Moda entre rascacielos

La cita, que se celebra hasta el día 9 en la gran tienda de campaña instalada en el céntrico parque Bryant, permitirá descubrir la creatividad de un centenar de diseñadores internacionales, tanto de talentos reconocidos como de nuevas promesas.

Como en temporadas anteriores, los modistos hispanos de larga trayectoria presentarán sus ultimas tendencias, entre las que se esperan sofisticados diseños de Carolina Herrera y Oscar de la Renta.

Tampoco faltará el español Custo Dalmau, conocido inicialmente por sus camisetas, pero que desde hace años sigue expandiendo su originalidad en otras prendas como vestidos, pantalones y abrigos que han hecho de su firma, “Custo Barcelona”, un emblema nacional.

La opulencia del colombiano Gustavo Arango, afincado en Puerto Rico, y la sensualidad del brasileño Carlos Miele, que viste a Christina Aguilera y Penélope Cruz, entre otras artistas, también repiten en la Semana de la Moda neoyorquina.

Darán prueba de su creatividad en la presentación de sus nuevas colecciones, que se caracterizan por su frescura y calidad, y que ya constituyen uno de los máximos exponentes del diseño de esta década.

Asimismo, mostrarán sus propuestas el cubano-americano Alvin Valley, conocido por vestir a celebridades como Sharon Stone, Cher, Madonna y Jennifer López, así como la chilena María Cornejo, quien el año pasado obtuvo el prestigioso Premio Nacional de Diseño “Smithsonian Cooper Hewitt 2006”.

Cornejo cuenta entre sus compradoras a la famosa fotógrafa Cindy Sherman y las actrices Cameron Díaz y Marisa Tomei, así como la directora de cine Sofía Coppola.

Alley y Cornejo presentarán sus creaciones en salas de exhibiciones situadas fuera del recinto principal del parque Bryant, pero no por ello se espera que haya menos concurrencia.

En el gran acontecimiento también desvelarán sus nuevas colecciones para el próximo otoño las grandes casas de moda, como Nicolle Miller, Betsey Johnson, Lacoste, Michael Kors, Annan Sui, Ralph Lauren, Calvin Klein, Kenneth Cole, Lacoste, Diane Von Furstenberg, entre otras.

El buen gusto y el glamour que imperarán en los próximos siete días en Nueva York no vienen desprovistos, sin embargo, de una polémica cuyas protagonistas son las propias modelos.

La controversia que rodeó la muerte reciente de la brasileña Ana Carolina Resto, que pesaba 38 kilos, y de la uruguaya Luisel Ramos, que sufrió un ataque al corazón después de tres meses de dieta con lechugas y Coca-Cola, han hecho sonar la voz de alarma.

Por primera vez la industria de la moda de Estados Unidos ha admitido que las modelos están demasiado delgadas y que los desórdenes alimenticios, como la anorexia y la bulimia, son cada vez mayores entre las princesas de la pasarela.

Pese a las recomendaciones del Consejo de Diseñadores de EEUU, que fue la organización que fundó la Semana de la Moda en Nueva York, no se han establecido directrices obligatorias sobre la edad y el peso de las modelos en Nueva York.

Pero directivos de la industria local y de otros procedentes de capitales como París, Milán fueron convocados para participar en un debate sobre el polémico asunto, que ha adquirido dimensión universal después de las primeras restricciones impuestas en Madrid.

Share