<!--:es-->Obama proclama el Mes Nacional de la Herencia Hispana!
…Los Orígenes del Mes de la Hispanidad<!--:-->

Obama proclama el Mes Nacional de la Herencia Hispana! …Los Orígenes del Mes de la Hispanidad

Desde aquellos que trazan sus raíces a los primeros días de América a aquellos que recientemente han llegado a los Estados Unidos trayendo nada más que esperanza por una vida mejor, los hispanos han sido siempre parte integral de nuestra historia. Como una familia estadounidense de más de 300 millones de miembros, constituimos un solo pueblo, compartimos sacrificios y prosperidad porque sabemos que triunfamos o fracasamos juntos. Estados Unidos es un país más rico y más vibrante debido a los aportes de los hispanos, y durante el Mes Nacional de la Herencia Hispana, celebramos el inconmensurable impacto que han tenido en nuestra nación.

Los hispanos han tenido una influencia positiva profunda en nuestro país a través de su sólido compromiso con la familia, la fe, el trabajo tenaz y el servicio. Han incrementado y forjado nuestro carácter nacional con tradiciones centenarias que reflejan las costumbres multiétnicas y multiculturales de su comunidad. Son médicos y abogados, activistas y educadores, empresarios y servidores públicos y valerosos miembros de nuestros servicios armados que defienden nuestro modo de vida dentro de nuestras fronteras y en el exterior.

Mi gobierno está dedicado a asegurar que Estados Unidos continúe siendo una tierra de oportunidades para todos. Nuestra fortaleza económica depende del éxito de las familias hispanas en todo el país, y estoy decidido a devolver al trabajo a trabajadores de todos los orígenes para reconstruir y modernizar a nuestro país, y al mismo tiempo ayudar a las pequeñas empresas a crecer y crear vías al pleno empleo. También estamos integrando a la comunidad hispana en el servicio público, mejorando las oportunidades educativas y ampliando el acceso a un cuidado médico de calidad financieramente accesible. Y permanecemos comprometidos a arreglar nuestro quebrantado sistema inmigratorio de manera tal que podamos satisfacer las necesidades económicas y de seguridad de nuestro país para el siglo XXI.

El futuro de los Estados Unidos está inextricablemente vinculado con el futuro de nuestra comunidad hispana. Nuestro país se enriquece con la diversidad y el ingenio de toda nuestra gente, y nuestra capacidad para superar en innovación, educación y construcción al resto del mundo dependerá grandemente del éxito de los hispanos. Este mes, mientras rendimos homenaje a sus luchas y sus éxitos, reanudemos nuestro compromiso con asegurar que nuestra nación siga siendo un lugar lo suficientemente grande y lo suficientemente audaz para dar cabida a los sueños y la prosperidad de toda nuestra gente.

Para honrar los logros de los hispanos en América, mediante la Ley Pública 100-402, y sus enmiendas, el Congreso ha autorizado y solicitado al Presidente que emita anualmente una proclama que designe del 15 de septiembre al 15 de octubre, como el “Mes Nacional de la Herencia Hispana”.

AHORA, POR TANTO, YO, BARACK OBAMA, Presidente de los Estados Unidos de América, por el presente documento proclamo del 15 de septiembre al 15 de octubre de 2011, como el Mes Nacional de la Herencia Hispana. Hago un llamado a los funcionarios públicos, educadores, bibliotecarios y a todo el pueblo de los Estados Unidos para que celebren este mes con las ceremonias, actividades y programas apropiados bajo el lema de este año: «Renovación del Sueño Americano».

EN FE DE LO CUAL, suscribo de mi puño y letra este documento este decimoquinto día de septiembre del año de Nuestro Señor dos mil once y ducentésimo trigésimo sexto de la Independencia de los Estados Unidos de América.

BARACK OBAMA

Los Orígenes del Mes de la Hispanidad

La Herencia Hispana comenzó a ser celebrada un mes entero cuando el senador de Illinois Paul Simon presentó en 1988 una moción que la aumentaba del 15 de septiembre al 15 de octubre
Los hispanos, como la primera minoría de más rápido crecimiento en Estados Unidos (según datos del Censo), han logrado destacar en diferentes ámbitos de la sociedad en diferentes rubros. Ya nadie puede negar que los norteamericanos han sido embrujados por las caderas de Shakira o que la Eva más famosa de estos tiempos es la Longoria.

En política la historia no ha sido diferente, de inmediato nos viene a la mente la jueza de la Suprema Corte estadounidense, Sonia Sotomayor, sin embargo, fue desde 1928, cuando Ambrosio Larrózolo, de origen mexicano, se convirtió en el primer hispano en ocupar un cargo de importancia en Estados Unidos al llegar al Senado. A su vez, Dennis Chávez fue el primer hispano nacido en Estados Unidos que ocupó una curul de representante, por Nuevo México, en el periodo de 1935 a 1962, mientras que el tercer hispano en ocupar un puesto en el Senado fue Joseph M. Montoya, quién trabajó de 1964 a 1977.

En total, 27 miembros de origen hispano han ocupado escaños en el Congreso. Tres son senadores: Ken Salazar de Colorado, Mel Martínez de Florida y Robert Menéndez de Nueva Jersey, según datos del Senado de los Estados Unidos.

Más allá de la lengua y tradiciones, América celebra la cultura y tradiciones de todos aquellos que llevan en su sangre las raíces de países de habla hispana, que comprenden a los que provienen de España, México, Centro América, Sudamérica y el Caribe.

La razón por la que eligieron iniciar el Mes de la Hispanidad el 15 de septiembre fue porque es la fecha que abre las celebraciones de los aniversarios de Independencia de cinco naciones: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

México y Chile celebran su Independencia los días 16 y 18 de septiembre, respectivamente.

Pero la celebración de la Herencia Hispana dentro de los Estados Unidos va más allá del país que nos vio nacer a nosotros, nuestros padres o nuestros abuelos. Es el recuerdo de una imagen, el olor de un guiso, el color de las flores, los sonidos de esa tierra que parece tan lejana, pero que llevamos en el corazón y a la que más de uno quisiera regresar algún día.

Hoy es importante que esa herencia sea depositada a nuestros hijos y nietos, enriquecer la simbiosis de la cultura adquirida y la que recibimos y es parte de nuestro ADN; la mejor forma es tomando conciencia de nuestra herencia y de la imperiosa necesidad de educarnos para comprender nuestro pasado y enriquecer nuestro futuro.

Share