<!--:es-->OBSTÁCULOS PARA HACER QUE TEXAS SEA UNA ESTADO A FAVOR DEL PACIENTE<!--:-->

OBSTÁCULOS PARA HACER QUE TEXAS SEA UNA ESTADO A FAVOR DEL PACIENTE

por el Dr. Rodolfo Molina

Texas ha sido un estado a favor de los médicos y hemos vistos cada vez más de ellos que
vienen a Texas a solicitar su licencia médica para practicar. Esto es bueno para nuestros
pacientes. Ahora es hora de que Texas se convierta en un lugar a favor de los pacientes,
para asegurar que hagamos lo mejor para que los estos reciban atención médica óptima.

A continuación presentamos un par de temas que nos preocupan. Todos estamos
familiarizados con los medicamentos genéricos. La Ley Hatch-Waxman de 1984 permite
que los medicamentos genéricos ingresen al mercado más rápidamente, y fue creada
con la finalidad de ofrecer medicamentos más económicos al público. Esto representaba
un «ahorro de costos» para el consumidor. La Ley permite que un medicamento genérico
similar al medicamento de marca se venda como un equivalente del medicamento de
marca. Un medicamento genérico se tenía que probar en 24 voluntarios saludables y
los niveles de sangre podían fluctuar de un 80 a un 120% en relación con los niveles
del medicamento de marca. Obviamente, los medicamentos genéricos no siempre son
equivalentes.

Es por ello que algunos de mis pacientes no responden de la misma manera a un
medicamento genérico que a un medicamento de marca. La regla de discrepancia del 80
al 120% puede tener algo que ver con esto. Un estudio incluye una clase de medicamento
que se usa para tratar la osteoporosis —la pérdida de calcio en los huesos— que pone
a los pacientes a riesgo de sufrir fracturas. Esto puede provocar incapacidad, dejar a
alguien postrado en una cama e incluso causar la muerte, por lo que es muy importante
que reconozcamos y tratemos la afección con los mejores medicamentos disponibles.
El estudio examinó los medicamentos de marca llamados Fosamax y Actonel,
comparándolos con el medicamento genérico de Fosamax, alendronate; todos los cuales
se usan para el tratamiento de la osteoporosis. Después de un año de tratamiento el
estudio evaluó la forma en que se comparaban estos fármacos, tomando medidas de la
densidad de los huesos. Se descubrió que había de un 40 a un 50% menos densidad ósea
(de los huesos) en los pacientes que tomaban el medicamento genérico.

En mi práctica como reumatólogo atiendo continuamente a pacientes que no reaccionan
tan bien a los medicamentos genéricos, los cuales muchas veces causan efectos
secundarios. Cuando les ofrezco el medicamento de marca muchas veces dicen que
lamentablemente no lo pueden pagar, aunque tengan seguro. Esto es un problema grave
en la atención médica de estos pacientes.

Los modelos de co-pago o niveles de pago son el SEGUNDO problema que enfrentamos
al tratar pacientes. Un medicamento de nivel 1 generalmente requiere un co-pago de $10,
el co-pago para uno de nivel 2 puede costar $20 y un medicamento de nivel 3 requiere
un co-pago de $30. El nivel 4 es todavía más desconcertante pues exige que los pacientes
paguen un porcentaje del costo del medicamento, lo cual hace que los tratamientos sean
inasequibles. Últimamente ha habido un aumento en el número de personas que se tienen
que declarar en bancarrota por gastos médicos que no pueden pagar, aunque tengan

seguro médico.

Los niveles de pago son una forma de desanimar a los pacientes a que usen los
medicamentos que no están en el formulario. Las compañías de seguro o gerentes
de beneficios de farmacia prefieren los formularios porque los medicamentos se
compran al por mayor, lo cual brinda mayores ganancias a las compañías de seguro.
Lamentablemente, esos ahorros no se extienden a los pacientes, los cuales sufren por
no recibir los beneficios de los medicamentos que controlarían mejor sus enfermedades
o padecimientos. Todo el mundo merece la mejor terapia posible y todos los médicos
quieren proveer la mejor atención a sus pacientes. No podemos ofrecer atención de
segunda clase a las personas en función de su nivel de ingresos. A largo plazo, el mejor
medicamento es el que ofrece mayor efectividad de costos.

Nota del editor: El Dr. Rodolfo Molina, MD, es presidente de la Asociación de
Reumatólogos del Sur de Texas (South Texas Association of Rheumatologists) y
miembro del Comité Socioeconómico y Legislativo de la Sociedad Médica del Condado
de Bexar (Bexar County Medical Society Socioeconomic and Legislative Committee), y
tiene su práctica privada en San Antonio desde hace 23 años.

Share