Ómicron avanza y amenaza con volver obsoletas las vacunas

Ómicron avanza y amenaza con volver obsoletas las vacunas

Omicrón

Un grupo de investigadores afirma que las nuevas variantes del covid-19 podrían volver ineficaces las vacunas basadas en el subtipo BA.1 de ómicron.

Un nuevo estudio ha demostrado que tres tipos de la variante ómicron son mucho más transmisibles y resistentes que el subtipo BA.2, diseminado por todo el mundo a principios de este año.
En los primeros meses de 2022, BA.2 captó la atención científica al volverse más prevalente que el subtipo ómicron BA.1. Así, se convirtió así en la variante de covid más diseminada en Estados Unidos y otros muchos países.
Sin embargo, es muy raro que un virus conserve las mismas características durante mucho tiempo. Y, así, poco después de que BA.2 emergiera como la variante dominante, aparecieron nuevas mutaciones, de las cuales, el subtipo BA.2.12.1 terminó por aventajar a BA.2
Sin embargo, para principios de junio, comenzó a registrarse una incidencia creciente de otros dos subtipos de ómicron: las variantes BA.4 y BA.5
Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) consideran que, en estos momentos, BA.4 y BA.5 son responsables de hasta 20 por ciento del total de infecciones nuevas. Mientras, escasas dos semanas antes representaban menos del 10 por ciento de dicho total.
Y ahora, un grupo de investigadores chinos afirma que las nuevas variantes podrían volver ineficaces las vacunas basadas en el subtipo BA.1 de ómicron.
En su estudio —recién aceptado para publicación en la revista Nature—, los autores escriben que la capacidad de “evasión inmunológica” de las nuevas variantes requiere de “investigaciones inmediatas”.
“Debemos destacar que [las variantes] BA.2.12.1 y BA.4/BA.5 muestran una capacidad mucho mayor que BA.2 para evadir la neutralización plasmática que confieren las tres dosis de vacuna.

EVADEN FÁCILMENTE LOS ANTICUERPOS
“Lo más sorprendente es que también son resistentes a la inmunidad adquirida mediante una infección BA.1 ocurrida después de la vacunación”, escribieron los investigadores
“Nuestros hallazgos indican que ómicron es capaz de evolucionar mutaciones [que le permiten] evadir la inmunidad humoral que desencadena la infección BA.1. Y esto apunta a la posibilidad de que las vacunas de refuerzo basadas en BA.1 no brindan protección de amplio espectro contra las nuevas variantes de ómicron”.
Para su estudio, los investigadores aislaron cientos de anticuerpos neutralizantes producidos durante la infección por BA.1. Así descubrieron que, aun cuando funcionaban bien frente a dicha cepa, ciertas mutaciones “los evadían fácilmente”. En particular, L452Q (mutación presente en BA.2.12.1), así como L452R y F486V (ambas, en BA.4 y BA.5).
El mes pasado, Financial Times informó que la farmacéutica Moderna pretendía lanzar una vacuna de refuerzo para el otoño de este año y que, con el tiempo, podría actualizarla para reflejar las cepas circulantes de ómicron.
La semana pasada, la Agencia Europea de Medicamentos anunció que había iniciado la revisión escalonada de Comirnaty, adaptación de la vacuna original de Pfizer dirigida contra variantes específicas. La Agencia precisó que dicha revisión continuará mientras se evalúa toda la información recibida y hasta que sea posible presentar una solicitud de aprobación formal.
El lunes 20 de junio, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) declaró que, si bien se espera que BA.4 y BA.5 se vuelvan las cepas dominantes en Europa, no hay evidencia de que la infección con estas subvariantes sea más grave que la ocasionada por BA.1 o BA.2.

Share