Ortiz pidió castigos fuertes a dopados

HOUSTON – Comienzan a surgir las primeras voces que piden a gritos que la única manera de corregir el grave problema del dopaje dentro del béisbol profesional no es otra que imponer castigos “severos” para los que traten de hacer trampas. Entre estos que han sido categóricos a la hora de pedir soluciones válidas se encuentran en manejador venezolano Ozzie Guillén, de los Medias Blancas de Chicago, el toletero dominicano David Ortiz, de los Medias Rojas de Boston, y el lanzador zurdo Jamie Moyer, de los Phillies de Filadelfia. Su argumento, es el mismo que tienen la mayoría de los aficionados y los expertos que conocen a fondo el dopaje en béisbol profesional, que no será erradicado mientras no haya castigos severos que puedan acabar con la carrera de los peloteros que se arriesguen a consumir substancias prohibidas.

Ortiz dijo que los peloteros que den positivo a pruebas de esteroides deben ser suspendidos del béisbol por toda la temporada, algo que todavía se queda corto en comparación con los dos años que se aplican en el resto de los deportes como el ciclismo y el atletismo, entre otros.

El bateador designado de los Medias Rojas destacó que la manera de limpiar el deporte del béisbol es a través de pruebas y no llevando a los jugadores ante los tribunales.

Su compatriota, el campo corto de los Astros de Houston, Miguel Tejada, la pasada semana se declaró culpable, en Washington, de mentirle al Congreso acerca del uso de drogas para mejorar el rendimiento en el béisbol.

“Ha llegado la hora de que desaparezca la sombra que existe sobre el comportamiento de todo el deporte del béisbol cuando hay grandes deportistas que jamás han consumido ningún tipo de substancias prohibidas”, señaló Ortiz.

Share