<!--:es-->Pablo Montero será papá, pero no se casará!<!--:-->

Pablo Montero será papá, pero no se casará!

Desde que Pablo Montero reanudó una vieja amistad y reencontró el amor con la actriz Sandra Vidal, su vida dio un giro de 180 grados. El cantante de ranchero no sólo cayó en las redes del amor. Montero, orgulloso, habló con Univision.com del primer hijo que espera, que será varón y a quien bautizará con el nombre de Pablo.

Aunque el nombre real de este cantante es Oscar Hernández, Montero dijo que bautizará a su hijo como Pablo, pues es el nombre artístico el que le ha dado las mayores satisfacciones en su vida: “Como Pablo, me han ocurrido las cosas más importantes, desde cantar en la Casa Blanca, hasta estar con el ex presidente Fox entonando la música mexicana en la plaza de Beijing. Creo que ese es buen augurio para mi hijo”.

“¿Boda?, eso después”

Cerrado ya el capítulo del escándalo con la breve relación amorosa que sostuvo Pablo Montero con su coprotagonista Ludwika Paleta, fuera de cámaras de la telenovela Duelo de Pasiones, el cantante comienza a escribir una nueva página en su vida. Tal vez el más importante, una vez que se convierta en padre.

Flechazo y reencuentro

“Sandra y yo nos conocemos desde hace diez años”, contó Montero a Univision.com y continuó hablando de su historia de amor: “hace diez años mantuvimos (Sandra y yo) una relación. Por ahí de finales de diciembre del 2005, le llamé y nos pusimos de acuerdo para ir juntos a esquiar a Aspen. Ahí fue donde nos reencontramos y comenzamos a salir más en forma”.

Conocido Don Juan, por el gusto que tiene Montero de rodearse de mujeres hermosas, invitó a Sandra a que fuera la protagonista de uno de sus videos. La química fue instantánea frente y detrás de cámaras, pero sin compromisos.

El destino de Montero y Sandra Vidal los alejó en el momento en que Pablo estuvo grabando la telenovela. Pasada la resaca de su efímera relación con Ludwika Paleta, Pablo se reencontró con Sandra. Esta vez sería definitivo, porque aunque tenían un amor libre, el mayor compromiso llegó sin planear y, la pareja, totalmente sorprendida por la noticia del embarazo, decidió continuar con la relación para hacer de su paternidad, el comienzo de un núcleo familiar.

“Yo ya quería tener hijos desde hace 20 años”, confirmó Montero. En un tono sereno, pero sobre todo consciente de la responsabilidad de un hijo, el cantante confirmó que se encuentra pleno y feliz, porque “a mis 36, Dios me está dando la oportunidad de lo que siempre quise, un hijo”.

Cuando preguntamos a Montero si con el bebé llegaría también la boda, el cantante confirmó que no desea casarse solo porque tendrá un hijo.

“Yo la quiero muchísimo, es un amor muy especial. Si tú estás dispuesto a casarte con una persona es porque estás feliz, hay una buena relación, confianza, comunicación y, eso, en nuestro caso, sólo el tiempo lo dirá”, dijo Montero con franqueza.

-¿Estás enamorado?

“Yo siempre me enamoro”.

-¿Y vas a estar en el parto, vas a entrarle a cambiar pañales y darle el biberón?

“¡Claro!, en eso seguro que me hago como mantequilla, me voy a derretir cuando lo tenga en los brazos. Y voy a estar con ella en todo el proceso del embarazo, por eso en un mes nos mudamos juntos para poder vivir todas las etapas en el crecimiento de mi hijo”.

Aunque Montero se reservó el lugar en el que residirá con su nueva familia, dijo ya un amigo cercano se está haciendo cargo de la decoración de la habitación de su Pablito, quien llegará en cuestión de unos cuantos meses.

Share