Pagan hasta 80,000 dólares al año por este trabajo,  pero muy pocos en EEUU quieren hacerlo

Pagan hasta 80,000 dólares al año por este trabajo, pero muy pocos en EEUU quieren hacerlo

Empleo que nadie quiere

Hay al menos 51,000 puestos de empleo disponibles, con sueldos en aumento y beneficios para hacerlos más atractivos, pero cada vez menos trabajadores en EEUU quieren dedicarse a este oficio.
No importa que se aumente la paga, y no importa que en el sector haya decenas de miles de puestos inmediatamente disponibles, en Estados Unidos hay un trabajo para el que no se consiguen suficientes personas que quieran ejercerlo: faltan camioneros.
En el país hay una gran escasez de conductores, según indican las estadísticas de la American Trucking Associations ( ATA, por sus siglas en inglés). Una crisis que está ocasionando un alza en los precios de casi todo lo que se consume en el país.
ATA, definida como la mayor asociación de comercio nacional para la industria del transporte por carretera, indica que se necesitan unos 51,000 conductores.
Joyce Brenny, directora de de una empresa de transportes de Minnesota, dijo a periódico The Washington Post que aumentó un 15% los salarios para hacer más atractiva la oferta de empleo para los conductores e indicó al diario que muchos de ellos ganan hasta 80,000 dólares anuales, pero aún así no logra conseguir trabajadores.

¿Por qué nadie quiere
este empleo?

La pregunta del millón es “¿por qué nadie quiere hacer este trabajo?”. De las entrevistas a los trabajadores hechas por el diario se desprende un punto en común: el estilo de vida manejando camiones es duro.
Testimonios de personas que llevan décadas trabajando indican que el trabajo es ingrato porque se pasa mucho tiempo separado de la familia. Hay conductores que dicen que el trabajo les costó el divorcio. También “se pasa mucho tiempo solo” indican los testimonios.
Muchos dicen que el trabajo tampoco goza de mucho prestigio actualmente, algo que lo hace menos tentador.
Otro costado negativo es que es un oficio en el que la propensión a la obesidad es mayor que en otros debido a que la comida saludable no está tan disponible cuando se pasan días y días en las carreteras. Eso, sumado al sedentarismo que supone estar durante tantas horas sentado frente a un volante.
Hay quienes señalan que hay también un recambio generacional en el oficio y que los ‘herederos’, mayoritariamente millenials, no están tan disponibles para realizar este tipo de trabajos.
La paga es bastante dispar, de acuerdo a lo que algunos conductores dijeron al diario de Washington: muchos trabajadores dijeron que sus salarios eran de 100,000 dólares al año, mientras que otros indicaron que ganan la mitad de esa cifra.
Las empresas de camiones en general están tratando de tentar con mejores salarios, beneficios y bonos a conductores para paliar esta falta de trabajadores en un oficio que no requiere de título universitario.
Precios más caros para todos
La escasez de conductores trae aparejados otros problemas que van desde entregas retrasadas hasta un alza en los precios de los envíos para las compras hechas en tiendas online. Los pronósticos de ATA no son buenos, y estiman que el tema empeorará en los próximos años.
Los costos de envío se dispararon este año y empresas de venta online como Amazon ya aumentaron el valor de las membresías para entregas rápidas de productos.
Otras empresas del ramo alimenticio que producen desde carnes hasta cereales, están elevando el precio de sus productos por el alza en los costos de logística.
La falta de trabajadores viene desde hace años, pero ahora se está en un momento crítico, señalan.
Desde la industria del transporte indican que varios factores operan en esta ‘crisis’ que está experimentando el sector: la economía estadounidense está en crecimiento desde hace años y el desempleo sigue bajando, algo que hace más difícil encontrar trabajadores.

La alta demanda de compañías de comercio como Amazon y Walmart, indica el reporte, potencian aún más la crisis.

Share