<!--:es-->Palmeiro suspendido por Doparse<!--:-->

Palmeiro suspendido por Doparse

...Fuera 10 días por Faltas al Reglamento

NUEVA YORK- Rafael Palmeiro fue suspendido 10 días el lunes por una falta al reglamento antidopaje de las Grandes Ligas, casi cinco meses después de haber asegurado ante el Congreso que “nunca consumí esteroides”.

Una situación delicada: Apenas hace dos semanas, el toletero cubano de los Orioles de Baltimore alcanzó el hito de los 3.000 hits, sumándose a Hank Aaron, Willie Mays y Eddie Murray como los únicos jugadores en la historia con esa cantidad de imparables y 500 jonrones.

Palmeiro, de 40 años, es el séptimo pelotero de las mayores que arroja positivo en los controles, puestos en vigor a partir de la actual temporada. Pero su nombre es de lejos el más conocido.

En una conferencia telefónica, Palmeiro aceptó la sanción, pidió disculpas y sostuvo que no puede explicar la presencia de esteroides en su organismo.

“Jamás he consumido esteroides en forma intencional. Nunca. Jamás. Punto”, dijo. “De todos modos, un juez independiente dictaminó que debo ser suspendido como dispone el reglamento”.

Una apelación radicada por el sindicato de peloteros contra la suspensión fue rechazada por el juez Shyam Das.

Según Palmeiro, el juez “no encontró que consumí una sustancia prohibida en forma intencional, de hecho, dijo que mi testimonio fue sólido, pero igual falló que tenía que cumplir la suspensión”.

No entró en detalles, pero dejó la impresión que la sustancia prohibida estaba en un suplemento sin receta médica.

En la comparecencia ante un panel legislativo, junto a Mark McGwire, Sammy Sosa y otras luminarias del béisbol, el 17 de marzo, Palmeiro fue enfático al negar que hubiese consumido sustancias prohibidas.

“Quiero empezar diciendo esto: nunca he consumido esteroides. Punto. No sé como expresarlo de manera más clara. Nunca”.

Palmeiro se mostró indignado esa vez por las acusaciones formuladas por el retirado pelotero José Canseco, quien lo identificó como consumidor de esteroides en un libro que publicó.

En una entrevista a la televisión estadounidense, Canseco –quien también rindió testimonio ante el Congreso– admitió que se inyectó drogas con Palmeiro.

Tom Davis, el congresista que presidió las audiencias de marzo, se encontraba fuera del país y no pudo ser ubicado, dijo su portavoz Rob White.

“De ser cierta, es una noticia desalentadora para quienes creíamos que el señor Palmeiro era un aliado clave en un nuestro empeño contra el dopaje en el deporte”, afirmó White.

El portavoz de la Casa Blanca Scott McClellan dijo que el presidente George W. Bush considera a Palmeiro “como un amigo y sigue creyendo en él”, cuando dice que nunca usó esteroides a sabiendas.

Palmeiro actuó la noche del domingo contra los Medias Blancas de Chicago, pero comenzó a cumplir la suspensión en forma inmediata y fue sacado de la alineación en el duelo del lunes.

La sanción le costaría 163,934.42 dólares de su salario anual de 3 millones.

El dueño de los Orioles Peter Angelos ofreció su apoyo a Palmeiro durante la conferencia.

“Estoy realmente triste por los hechos ocurridos hoy”, declaró Angelos. “Conozco Rafael Palmeiro desde hace varios años… Sé por experiencia personal que sus logros se deben a su trabajo duro y su dedicación al deporte”.

Share