Paraliza nevada noreste de EEUU …Estados Unidos sufrió la peor tormenta de la década …Decenas de escuelas, oficinas gubernamentales y aeropuertos decidieron cancelar sus actividades por la gran cantidad de nieve caída

Estados Unidos.- Una colosal nevada cubrió un tercio de los Estados Unidos y paralizó el centro de la nación con hielo y nieve, por lo que obligó a cerrar los aeropuertos y escuelas.

La tormenta, catalogada como la peor en décadas, causó destrozos ciudad tras ciudad al avanzar de Texas, en la frontera con México, a Maine, estado que limita con Canadá en la costa este.

Decenas de escuelas y oficinas gubernamentales anularon sus actividades o decidieron no abrir. Además, miles de vuelos fueron cancelados en todo el país.

Incluso, Chicago, con su legión de barredoras de nieve y su preparación frente a las tormentas invernales, que pegan cada año, cedió al peso de la tormenta.

«Normalmente, no creo en las predicciones de una gran tormenta (…) pero estoy algo emocionada. No estuve en la tormenta del 67, ni en la del 79, ni en la del 99. Me he perdido todas las grandes. Me emociona experimentarla», dijo Janet Smith, de 50 años, mientras espera el tren en una estación de la ciudad de Illinois.

Por primera vez en la historia, el estado de Missouri cerró una importante autopista que conecta a Saint Louis con Kansas City debido a la tormenta invernal.

El periódico de Tulsa, Oklahoma, canceló su edición impresa por primera vez en más de un siglo. Y, en Chicago, las escuelas públicas suspendieron las clases a causa de la nieve por primera vez en 12 años.

La metrópolis esperaba 60 centímetros de nieve; Michigan más de 30 centímetros; e Indianápolis 2.5 centímetros de hielo.

En Nueva York, las autoridades prohibieron la circulación de camiones de carga y exhortaron a los habitantes a usar el transporte público.

La tormenta invernal ahora se mueve hacia el noreste de Estados Unidos

Una intensa tormenta invernal, descrita como la peor en décadas, continúa el miércoles azotando el centro y norte de Estados Unidos, dejando grandes acumulaciones de nieve, y paralizando ciudades completas además del transporte aéreo ya que se cancelaron 10 mil vuelos por el mal tiempo.
En Illinois, Oklahoma e Indiana se declaró estado de emergencia y la Guardia Nacional fue convocada para rescatar a los conductores varados.
Además, se teme que lo peor aún está por llegar ya que la nieve y fuertes vientos de hasta 60 millas por hora continuarán hasta horas de la tarde. En Chicago se esperan dos pies de nieve, en Michigan un pie y en Indianápolis una pulgada de hielo.
Después habrá un descenso alarmante en el termómetro, especialmente en sitios como Illinois, Oklahoma, Indiana y Missouri donde se esperan temperaturas bajo cero.
Peor tormenta en décadas
Por primera vez en la historia, el estado de Misurí cerró una importante autopista que conecta a Saint Louis con Kansas City. El periódico de Tulsa, Oklahoma, canceló su edición impresa por primera vez en más de un siglo. Y en Chicago, por primera vez en 12 años las escuelas públicas suspendieron clases debido a la nieve.
En Nueva York, las autoridades prohibieron la circulación de camiones de carga y exhortaron a los habitantes a usar el transporte público.
Miles sin energía eléctrica
La nieve cayó desde Missouri hasta Wisconsin y el hielo afectó líneas del tendido eléctrico en Ohio, donde 14 mil personas se quedaron sin suministro.
En Chicago unos 78 mil hogares se encuentran sin servicio de electricidad.

Anticipan riesgos para la vida en Illinois
El martes por la noche, el fuerte viento ocasionó que parte del techo del estadio de los Cachorros de Chicago, saliera volando. Por fortuna nadie resultó lesionado.
Se teme que esta tormenta sea la «tercera peor» desde que se inició el registro de las nevadas.

La intensidad prevista del fenómeno es tan grande, que el servicio meteorológico señaló que la última tormenta de magnitud similar en el área de Chicago fue en enero de 1999, con 21 pulgadas (54 centímetros) de nieve, sólo superada por las 23 pulgadas (58 centímetros) de 1967.

Precisó que desde 1886, cuando inició el registro de nevadas en Chicago, se han presentado 43 tormentas invernales con diez o más pulgadas de nieve, es decir, por lo menos 25 centímetros.

La tormenta obligó a los legisladores de Illinois a cancelar la sesión programada para el martes en Springfield, capital del estado, y se cree que quizá podrán remotar la sesión la semana que viene.

En el Aeropuerto Internacional O´Hare ya cayeron 17.3 pulgadas de nieve.

Los servicios de trenes y de transporte público de Chicago están operando en horario normal pero muchas personas se han quedado en casa o están trabajando desde sus hogares. Una advertencia de tormenta está vigente en Chicago hasta las 3 p.m. del miércoles.

Nueva York está en alerta
Una advertencia de tormenta sigue en vigencia para la ciudad de Nueva York donde autoridades piden a la gente tener mucha precaución con el frio.

Funcionarios del estado y la ciudad emitieron alertas y advertencias para las carreteras ya que la mezcla de agua nieve y las bajas temperaturas ocasionarán una capa resbaladiza, conocida como hielo negro.

Instaron a la comunidad a usar el servicio de transporte masivo en lugar de conducir por las vías y autopistas.

En la Gran Manzana, el servicio de transporte metropolitano aconsejó a los usuarios a tener cuidado en las escaleras y plataformas de las estaciones de los trenes debido a que podrán estar resbaladizas.

Se prevén daños en Washington
La capital de Estados Unidos se está viendo afectada por la actual tormenta invernal, la peor en 40 años en Estados Unidos, principalmente en cuanto al transporte en la zona metropolitana.
La primera fase de la tormenta cruzó la región la noche del martes y continuará hasta el mediodía del miércoles con precipitaciones de agua nieve y lluvia congelada.

La segunda fase incluirá la presencia de una cubierta homogénea de hielo de media pulgada que torna particularmente peligroso cualquier forma de transporte.

El reporte del Servicio meteorológico se conoció mientras el sistema escolar se mantiene cerrado y el gobierno federal ha emitido una política para sus empleados de ausencia voluntaria.

El tipo de precipitaciones esperado para la región impacta particularmente el cableado eléctrico que se vence con el peso del hielo acumulado.

La tormenta invernal de la semana pasada dejó por varios días sin energía eléctrica a unas 600 mil personas en los vecinos estados de Maryland y Virginia, donde el cableado eléctrico no es subterráneo como en esta capital.

El tráfico vehicular en esta capital se vio impactado de tal forma que los conductores reportaron entre cinco y hasta 13 horas para llegar a sus destinos, mientras cientos de automóviles fueron abandonados en las vías rápidas que conectan la capital con los suburbios.

Share