Pastel de carne y patatas Muy fácil de preparar en casa

Pastel de carne y patatas Muy fácil de preparar en casa

Pastel Carne Patatas

Esta receta de pastel de carne y patatas es un plato abundante y cargado de carbohidratos y muchas proteínas. De manera, que si te encuentras un domingo en casa y no tienes ganas de salir pero sí de hacer algo, pues aquí tienes cómo ocupar tu tiempo. ¡Ideal para comer en compañía!
Si te cuesta que los pequeños en casa se coman las verduras o se resisten a las papas, (porque las prefieren fritas y crocantes) esta alternativa de pastel de carne y patatas también perfecta. Te servirá para que aprendan el valor que tiene la preparación de las comidas y al mismo tiempo se nutran.
Para la realización del platillo, puedes emplear varios tipos de carne. Aunque, la receta original contemplaba carne de ternera exclusivamente, no es limitante en absoluto. Es más, puedes idearlo hasta con carne de soja, si eres vegano o esa es tu predisposición cultural.
Recuerda que esta preparación de pastel de carne y patatas consta de dos procedimientos que se juntan y presentan como si se tratase de una sola comida. Lo importante es que al final, incluso, puedas añadir varios vegetales para condimentar y agregar un toque de proteínas vegetales.
La espinaca y el perejil, por ejemplo, vendría más que bien para la degustación final. Eso sí, si quieres que los más pequeños los consuman sin problema, tendrás que ocultarlos cortando finamente.
En definitiva, te presentaremos la manera más sencilla, completa y saludable de cocinar esta receta increíblemente deliciosa y proteínica de pastel de carne y patatas. Descúbrela y hazla parte de tu menú.

Ingredientes
4 filetes picados de ternera (unos 800 g)
6 patatas grandes
2 zanahorias
2 cebollas medianas
1 pizca de pimienta negra molida
1 cucharada de sal (15 g)
3 dientes de ajo sin piel
½ taza de vino tinto (125 ml)
4 cucharadas de tomates fritos (caseros) (80 g)
1 taza de queso parmesano (120 g)
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (15 ml)
Preparación
Debes iniciar con al preparación del puré de patatas. Comienza cociendo las patatas sin remover la piel. De esta manera no absorben en exceso agua y es más sencillo que detectes cuándo están en su punto.
Colócalas en una olla con agua y deja que hiervan por 5 o 7 minutos. Pínchalas con un tenedor y cuando éste salga seco, estarán listas.
Luego, machácalas y forma el puré. Salpimienta y reserva.
Para el preparado de la carne, añade aceite de oliva en una sartén con aceite de oliva y saltea las zanahorias junto con las cebollas, ajo, sal y pimienta durante 3 minutos.
Seguidamente, desmenuzarás la carne de ternera y la condimentarás. Usa sal y pimienta y una cuchara grande de madera para cubrir toda la superficie de la carne.
Acto seguido, mezcla la carne con las verduras en la sartén y deja que se entremezclen los ingredientes. Hazlo por 5 minutos a fuego medio.
Cuando vaya adquiriendo color la carne con verduras, vierte el vino tinto y remueve. Deja en que cueza hasta que el vino reduzca.
Baja al mínimo posible de la llama y deja cocer por otros 10 minutos más.
Al culminar la cocción, pasa el contenido de la carne a una bandeja para hornear y reparte la carne uniformemente por la superficie.
Añade los tomates fritos caseros como una capa encima de la carne y luego coloca otra capa de puré de patatas. Repite hasta terminar.
Precalienta el horno a 200 ºC.
Antes de llevarlo definitivamente al horno, espolvorea el queso parmesano encima del pastel.
Cocina por 10 minutos y luego activa el modo grill del horno para que el queso se gratine.
Finalmente, retira del horno y deja que se enfríe unos minutos antes de servir en compañía de amigos o familiares.

Share