¿Pensando en pedirle dinero a tu familia para tu emprendimiento? Lo que debes saber antes de recibir o prestar apoyo financiero a los tuyos

¿Pensando en pedirle dinero a tu familia para tu emprendimiento? Lo que debes saber antes de recibir o prestar apoyo financiero a los tuyos

prestamo

Como característica general, los latinos somos una comunidad unida y orientada a la familia. Por eso no es de extrañar, que cuando decidimos crear nuestros negocios o empresas lo hagamos con el apoyo económico de nuestros seres queridos. Más aún, un 96% de los propietarios y empleados de empresas hispanas dijeron que ofrecerían el apoyo financiero necesario a su familia cuando pudieran hacerlo, según una encuesta reciente de Intuit QuickBooks
En los emprendimientos familiares también está involucrado el afecto lo que puede acarear unos cuantos dolores de cabeza a la hora de tomar decisiones parciales. Para conocer cómo lidiar con la idea de recibir y brindar un préstamo familiar la planificadora financiera certificada, Brittney Castro, compartió los varios consejos en la en la mesa redonda virtual #UnidosWeGrow para celebrar el Mes de la Herencia Hispana:

· Se honesto con la situación antes de pedir o prestar dinero. Pedir dinero prestado a la familia tiene sus ventajas y desventajas, según Castro. Puede ser una forma de obtener el flujo de efectivo necesario sin intereses, pero también puede crear algunas dinámicas familiares incómodos.

· Sean claros sobre las condiciones de cómo se devolverá el dinero. Por ejemplo, establezcan los plazos de cuándo y cómo se reembolsará el dinero. También, determinen las cantidades y si fijaran intereses por el préstamo.

· Si prestas, considéralo como un regalo. Cuando brindamos apoyo a nuestros seres queridos, o amigos, lo hacemos con el mejor deseo de que prosperen y tengan éxito en su en su negocio. Por otro lado, también tienen sus altas y bajas y el invertir en ellos conlleva riegos. Por eso, si decides ser prestatario, considera la suma como un regalo, dice Castro. Solo dala si estás de acuerdo en no recuperarla, porque existe la posibilidad de que no lo hagas.

· Si tomas prestado, solo acepta lo que realmente necesites. Para todos los préstamos, sólo acepta lo que necesitas. Luego pon el dinero a trabajar para para ti y tu negocio. Así podrás obtener un retorno de la inversión.

· No delegues la responsabilidad de tu dinero. De acuerdo con la planificadora financiera, tendrás a diferentes personas que te ayudarán, pero al final del día, es tu dinero. “Aunque sean profesionales de confianza, se trate de un equipo compuesto por un matrimonio o un negocio familiar, tienes que seguir participando”.

Share