Pide ser sentenciado… tras 16 años

Después de más de 16 años de proceso, Raúl Salinas de Gortari solicitó a un juez federal poner fin al juicio que se le sigue por enriquecimiento ilícito y dictarle sentencia.

En ese contexto, la PGR pidió imponer una pena de prisión al hermano del ex Presidente Carlos Salinas por un presunto enriquecimiento de más de 224 millones de pesos, informaron fuentes del Poder Judicial de la Federación.

Desde el 28 de febrero de 1995, Raúl Salinas derrotó a la PGR en cuatro procesos, donde fue acusado de defraudación fiscal, lavado de dinero, peculado y el homicidio de José Francisco Ruiz Massieu.

En el 2009, la PGR informó que no halló ningún elemento para acusarlo de narcotráfico.

El de enriquecimiento ilícito es el último proceso en su contra y, de encontrarlo culpable, podría no ir a prisión debido a que le descontarían los años que ya estuvo preso.

Luego de tres sexenios y más de 270 tomos acumulados en su expediente, Salinas pidió cerrar el único juicio que tiene pendiente y que a nivel federal es el más largo de la historia en México sin sentencia de primera instancia.

También quedaron cerrados los procesos de sus coacusados Jesús Gómez Portugal y Juan Manuel Gómez Gutiérrez, considerados por la PGR como presuntos prestanombres de Raúl.

Según datos oficiales, cuatro días después de que Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia y al día siguiente de que el Senado confirmó a Jesús Murillo Karam al frente de la PGR, el 5 de diciembre, Raúl Salinas solicitó al juez federal Carlos López Cruz poner fin a la instrucción de su proceso con número 36/97.

Enterada de lo anterior, el 22 de enero del presente año, la Coordinación General de Investigaciones de la PGR presentó al juzgador sus conclusiones, que fueron de carácter acusatorio.

Es en este documento donde el Ministerio Público Federal solicitó al juez emitir una sentencia condenatoria con pena de prisión en contra de Salinas y sus dos coacusados.

El Artículo 224 contempla un castigo de dos a 14 años de prisión y la imposición de una multa de 19 mil 428 a 32 mil 380 pesos, así como la inhabilitación para desempeñar cargos públicos y el decomiso de todos los bienes producto del delito.

Salinas permaneció una década tras las rejas acusado del asesinato de Ruiz Massieu, delito del que fue absuelto en el 2005.

De recibir la pena máxima en este juicio, se deberán descontar los 10 años y considerar que puede acceder a la libertad preparatoria, con base en la Ley de Normas Mínimas sobre Readaptación Social de Sentenciados, razón por la que resulta difícil que vuelva a la cárcel.

Share