Plan de contrata de campesinos . . . Favorece sólo a trabajadores mexicanos

DENVER – Legisladores de Colorado cuestionaron el martes la efectividad de una medida que propone que el estado contrate directamente a trabajadores agrícolas mexicanos por falta de respaldo del Gobierno federal.

“Grande” y “frustrante”

Según el representante Andrew Romanoff, demócrata de Denver y presidente de la Cámara de Representantes, “el problema es grande”, pero, dijo, resultará “frustrante” tratar de que el gobierno federal otorgue los permisos especiales que se piden en esta iniciativa.

El proyecto de ley HB08-1325 fue presentado el lunes por la representante republicana Marsha Looper y por el senador demócrata Abel Tapia.

La propuesta pide que el gobierno federal autorice al gobierno estatal de Colorado para que procese la documentación no relacionada con cuestiones de seguridad de las visas H2A, para acelerar el otorgamiento de esos permisos.

Trabajadores temporales

El proyecto, llamado “Programa para Trabajadores Agrícolas Temporales”, busca “ayudar a los granjeros afectados a que tengan los trabajadores necesarios para que no cierren esos negocios”.

La propuesta pide que el gobierno de Colorado contrate a más personal administrativo para el Departamento de Trabajo y firme además un acuerdo con las autoridades federales y con el gobierno de México, o de ciertos estados mexicanos, para acelerar el procesamiento de las visas agrícolas H2A y reducir ese trámite a no más de 45 días.

También propone que el primer año solamente lleguen mil trabajadores mexicanos, sobre todo, a las granjas del sur de Colorado, y otros mil trabajadores adicionales cada año durante los siguientes cinco años.

Poderes extraordinarios

También propone que el gobierno de Colorado gestione un permiso especial para que sean empleados estatales quienes realicen las investigaciones de las visas no relacionadas con temas de seguridad.

El paso final de este proyecto sería la apertura de oficinas de Colorado en México para que los granjeros interesados tengan “acceso directo” a sus potenciales trabajadores.

Para asegurarse que los trabajadores regresen a México, se les retendrá el 20 por ciento de sus salarios, que sólo les será entregado cuando comprueben que ya están en su país.

Share