<!--:es-->Plan de Salud sin Aval Republicano<!--:-->

Plan de Salud sin Aval Republicano

WASHINGTON, DC – El senador demócrata Max Baucus develó el miércoles su muy esperado proyecto de ley de reforma del sistema de salud de salud en Estados Unidos, una iniciativa de $856,000 millones durante los próximos 10 años que inicia un recorrido tortuoso en el Congreso sin ningún republicano a la vista que lo respalde.

¿Y los indocumentados?

La iniciativa de ley no cumple el objetivo del presidente Barack Obama de crear un nuevo plan de seguro manejado por gobierno -llamado opción pública- que compita con los planes privados.

Propone en cambio un sistema de cooperativas no lucrativas que sean propiedad de los miembros, algo semejante a las cooperativas que existen en muchos lugares de Estados Unidos para el suministro de servicios públicos, como la electricidad. Esa fue una de muchas concesiones con las que el equipo de Obama busca ganar el apoyo de los republicanos.

La propuesta de Baucus, presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, busca aplicar cambios radicales al sistema de salud pública de la nación, de $2.5 billones, incluyendo una obligación a todos los ciudadanos para que paguen por la cobertura médica so pena de multa, y una enunciación que prohibe ciertas prácticas de las compañías de seguros, como la de cobrarle más a aquellas personas con problemas más graves de salud.

“Este es un momento único en la historia donde podemos finalmente alcanzar un objetivo que muchos de nosotros hemos buscado por tanto tiempo”, dijo Baucus. “La Comisión de Finanzas ha trabajado cuidadosamente en los detalles de la reforma de salud pública para asegurarse que este paquete funcione para los pacientes, para los proveedores de atención médica y para nuestra economía”.

El plan contempla que los estadounidenses puedan comparar varios planes de seguro antes de adquirirlo. El actual programa Medicaid, un programa gubernamental de asistencia médica para los pobres o incapacitados, se extendería, y se pondrían límites al costo anual de cobertura para los pacientes.

El plan se pagaría con $507,000 millones en recortes a los programas de salud gubernamentales y con $349,000 millones en impuestos y cuotas nuevos.

El senador demócrata dijo esperar que los republicanos de la comisión que preside aprueben el proyecto de ley, cuando muy pronto la próxima semana.

En su discurso del miércoles pasado ante una sesión de ambas cámaras del Legislativo, Obama dijo que los cambios que tiene en mente costaría “menos de lo que hemos gastado en las guerras de Irak y Afganistán, y menos que los recortes de impuestos para los pocos estadounidenses, los más acaudalados”, que se aprobaron durante el gobierno de su antecesor George W. Bush.

La iniciativa de ley presentada por Baucus es la más moderada hasta ahora en el Congreso, frente a proyectos aprobados por tres comisiones en la Cámara de Representantes y el panel de salud del Senado.

La meta de los líderes demócratas es obtener los votos necesarios para cuando su iniciativa sea presentada ante el pleno de ambas cámaras en el último trimestre de este año.

Share