<!--:es-->Plan republicano no pasará en el Senado: Casa Blanca
…Congreso «actuará apropiadamente»: Carney<!--:-->

Plan republicano no pasará en el Senado: Casa Blanca …Congreso «actuará apropiadamente»: Carney

WASHINGTON, D.C.- La Casa Blanca afirmó que la propuesta emitida por el legislador republicano John Boehner sobre el tope de la deuda de EU no podrá pasar en el Senado.

Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que la administración de Obama sigue confiando en que el Congreso «actuará apropiadamente» y extenderá el lí­mite de la deuda antes del 2 de agosto, fecha límite para dar a conocer una decisión.

Carney, sin embargo, no emitió una amenaza de veto en contra del plan de Boehner.

La propuesta del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, contempla un proceso en dos pasos que incrementaría el techo de la deuda por al menos seis meses, además de $1.2 billones de recortes al gasto. Otros aumentos vendrían luego de que los recortes hayan sido aprobados.

Por su parte, en el Senado se analiza un plan demócrata que extenderí­a el techo de la deuda hasta 2013, según lo exigido por el Presidente.

Disputas partidarias no permiten soluciones

Las disputas partidarias han impedido que luego de diferentes reuniones no se concrete una solución real al tema del endeudamiento de Estados Unidos.

Por el lado demócrata, el senador Harry Reid, ha calificado al plan de Boehner como una «solución a corto plazo» que «realmente no da una solución absoluta».

Mientras que el legislador Boehener ha dicho que el plan de Reid es un «cheque en blanco» para seguir gastando de manera incontrolada para terminar en un inminente perjuicio para la economía estadounidense.

A sólo una semana de una posible cesantía de pagos, el primer mandatario de EU emitió un discurso televisivo en el que afirmó: «no podemos permitir que el pueblo estadounidense se vea afectado por las guerras polí­ticas de Washington», dijo Obama.

Pero en una inmediata refutación televisiva, John Boehner afirmó que ha «dado todo» para alcanzar un acuerdo con Obama, pero «el presidente no acepta ‘sí­’ como respuesta».

Los inusuales discursos consecutivos no ofrecieron ningún indicio de que semanas de cabildeo y negociaciones sin fruto en torno a reducciones del déficit a largo plazo están a punto de terminar.

FMI preocupado por situación de EEUU

Tras semanas de tumultuosas negociaciones, los republicanos y los aliados demócratas de Obama, que controlan el Senado, se oponen todaví­a a las modalidades del plan de reducción del déficit para apoyar un acuerdo sobre la elevación del techo de la deuda, que en mayo alcanzó su lí­mite de $14.3 billones de dólares.

Al respecto, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, instó a Washington a «encontrar una solución» rápidamente.

«Honestamente, una declaración de moratoria o una rebaja significativa en la calificación asignada a Estados Unidos sería algo muy, muy, muy grave. No sólo para Estados Unidos, sino para la economía mundial en general», advirtió la jefa del FMI.

«El reloj avanza irremediablemente, y realmente deben encontrar una solución. No voy a comentar sobre un plan u otro, no me corresponde a mí hablar de esto», dijo Lagarde.

Share