Política Global: Perú entre Bolivia y Costa Rica

Por Isaac Bigio

Analista internacional

www.bigio.org

En Noviembre se iniciaron 13 meses de procesos electorales en 13 paí­ses latinoamericanos. Los primeros comicios se dieron en Honduras donde la polarización se dio entre dos candidatos pro-TLC y pro-libre mercado.

Hasta entonces en Perú parecía que su balotaje electoral tendrí­a similar escenario pues UN, AP y AF habí­an estado entre los favoritos. Mas, el siguiente paí­s que eligió presidente (Bolivia) ha tenido un gran impacto sobre su vecino del norte. El Alto Perú se polarizó entre una derecha liberal pro-Occidente y un nacionalismo indianista, y marcó la nueva pauta para el Bajo Perú donde la influencia del ascenso de Morales levanta al outsider Humala, abriéndose un nuevo antagonismo entre éste y la socialcristiana Flores.

Sin embargo, cuando en enero y febrero la socialdemocracia gana los comicios de Chile y Costa Rica, ello ayuda a levantar a Garcí­a quien amenaza con desplazar a Flores del balotaje.

Una disputa final García-Humala recordaría a la que se ha dado en la última república latina en haber proclamado presidente. Al igual que en Costa Rica se enfrentarí­an el ex presidente hayista de fines de los ochentas con un anti-sistema crí­tico al TLC.

Si en Bolivia ganaron los nacionalistas a los liberales y en Costa Rica los socialdemócratas a los nacionalistas, las encuestas vaticinan que en Perú ocurriría lo inverso en cada uno de esos dos escenarios.

Para no quedar desplazada como el boliviano Quiroga, Flores ha querido correrse al centro humanista cristiano y distanciarse del fujimorismo y del neo-liberalismo. Si Garcí­a entra al balotaje querrá ganar acercándose a los votantes de quienes quedaron fuera de éste. Humala oscila entre el camino del nacionalismo tico que se moderó y tornó responsable, o el boliviano que se asoció al radicalismo indio y sindical.

PD.- El autor no puede ver a su hijo José Bigio, desaparecido desde Septiembre 2005.

Otra

gobernanta

Portal Simpson fue electa primera ministra de Jamaica. Ella es la segunda gobernanta americana junto a la presidenta chilena Bachelet.

Hay otras dos mujeres que compiten seriamente por la presidencia de sus respectivos países (las socialcristianas Flores del Perú y Viteli en Ecuador). Si ellas ganasen serí­a la primera vez que en el hemisferio habrí­a al menos tres mandatarias, mientras los tres países americanos más grandes (Canadá, EEUU y Brasil) nunca han estado regidos por damas.

Las socialcristianas quiseran valerse de esa ola pre-femenina aunque ellas no han explotado el factor Simpson. Tal vez sea por que Simpson no es hispana, por que fue electa por su partido (y no por el electorado) o por que proviene del nacionalismo izquierdista.

Mientras las socialcristianas representan a la centro-derecha que resiste la ola izquierdizante en la región, Bachelet y Simpson navegan con la corriente a su favor pues provienen de un socialismo anti-imperialista y pro-Cuba que se ha reconciliado con el capitalismo liberal.

Share