<!--:es-->Pólizas de seguro y sus deducibles
…Lo que debes saber en caso de siniestro<!--:-->

Pólizas de seguro y sus deducibles …Lo que debes saber en caso de siniestro

NEW YORK.-Es fácil caer en la tentación de bajar la guardia esta temporada de huracanes puesto que la primera tormenta tropical, Blanca, terminó en depresión tropical frente a la costa del Pacífico de México. Pero se debe estar preparados en todo momento y conocer con exactitud qué tipo de deducibles se aplican en cada caso de siniestro.

Debes tener

todo en regla

Los huracanes son siniestros que no se pueden tomar a la ligera, por ello es importante estar prevenido, pues en caso de que ocurran se debe saber con exactitud qué tipo de deducibles se pueden aplicar, indicó el Insurance Information Institute (I.I.I.).

El monto del deducible en una póliza estándar de seguro de propietarios de vivienda – es decir, es el monto de los daños del reclamo que corre por cuenta del asegurado antes de que el seguro provea cualquier indemnización – regularmente es $500 o mil dólares por daños reclamados.

Pero una vez que una tormenta tropical es declarada huracán por el National Weather Service (NWS), es muy posible que los asegurados paguen un deducible mayor, que se conoce como deducible por daños de viento (windstorm) o deducible por huracanes. En ciertos casos este deducible no siempre es un monto específico sino que muchos deducibles por huracán suelen ser un porcentaje del monto de la cobertura adquirida; por ejemplo, suelen ir del 1% al 5% del valor por el cual está asegurada la propiedad.

El porcentaje del deducible dependerá de varios factores, este varia de un estado a otro y a veces de una aseguradora a otra. Un deducible del 2% de una casa asegurada por el valor de $100 mil será de dos mil dólares por reclamo. Uno de los factores que se usa para definir cuándo se aplica el deducible de huracanes es determinar en qué momento se considera que comienza la cobertura de huracán.

El momento en el que se comienza a aplicar un deducible de huracán puede estar determinado por reglamentación del estado o definido por la empresa aseguradora usando factores como que el viento de la tormenta alcance una velocidad determinada, que el NWS emita una advertencia de huracán, que simplemente la tormenta haya sido bautizada como tal o como huracán, etc.

Cada estado tendrá los lineamientos para aplicar estos deducibles de huracanes y también puede haber variaciones de una aseguradora a otra. “Si no hubieran deducibles de huracanes, las personas terminarían pagando muchísimo más por las primas de su seguro de propietarios de vivienda”, indicó Loretta Worters, vicepresidente del I.I.I.

Hay 18 estados del país en los que se aplican los deducibles de huracán: Alabama, Connecticut, Delaware, Florida, Georgia, Hawaii, Louisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Mississippi, New Jersey, New York, North Carolina, Rhode Island, South Carolina, Texas y Virginia. En el District of Columbia también se aplica este deducible. Algunas veces son obligatorios por el estado, unas veces se aplican en partes de un estado o en todo este.

En abril de este año, el Departamento de Seguros de Louisiana emitió una regulación que permite que las aseguradoras cobren un deducible de huracán a las pólizas que han estado en efecto por mas de tres años de no más del 4% del valor asegurado de la propiedad. Bajo esta regulación, las aseguradoras deben notificar a los asegurados de los ahorros que dispondrán en la prima del seguro una vez que se apliquen los nuevos deducibles y se podrá descontar un sólo deducible a una pérdida resultante de un incidente particular.

Louisiana es también uno de los ocho estados que, junto con Connecticut, Florida, Maryland, New Jersey, New York, Rhode Island y South Carolina, permiten que un propietario de seguros de vivienda pueda obtener descuentos en las pólizas si hacen mejoras para fortificar su vivienda contra los elementos o daños que estos puedan causar a la propiedad.

Las compañías aseguradoras deberán ofrecer al menos un descuento de prima justificado con bases de estudios actuarios a aquellos asegurados que presenten pruebas de haber realizado los arreglos o mejoras a la propiedad.

LO QUE

DEBES SABER

Las estadísticas de la Oficina del Censo de los Estados Unidos indican que en 2008 unos 35.7 millones de personas estuvieron seriamente amenazadas por los huracanes del Atlántico, comparados con 34.9 millones en 2006.

Otra data del censo muestra que la población costera de los estados que van desde North Caroline hasta Texas ha crecido en un 251% entre 1950 y 2008. Las estructuras residenciales y comerciales en las áreas costeras tienen hoy día un valor de propiedad asegurado de más de dos millones de millones de dólares, según apuntó el I.I.I.

Además del aumento de la construcción en las zonas costeras, la severidad de las catástrofes ha aumentado sustancialmente en la pasada década. Las pérdidas en catástrofes de 2008 totalizaron $26 mil millones según el Property Claim Services Unit de ISO. Si bien esto no se acerca a los $62,300 millones de pérdidas de 2005, el año de los huracanes Katrina y Rita, el año 2008 ha sido el cuarto mas costoso de la década, si se define por las perdidas aseguradas.

Las aseguradoras pagaron el año pasado 3.9 millones de reclamos en 40 estados como resultado de 37 catástrofes, el mayor numero de catástrofes experimentadas en un solo año desde 1998. En un periodo de 20 años, desde 1988 hasta 2007, los huracanes y tormentas tropicales significaron un 45.6% del total de las pérdidas por catástrofes, seguidos por las pérdidas a causa de tornados (26.5%), por tormentas invernales (7.4%), terrorismo (7.4%), terremotos y otros eventos geológicos (6.3%), por viento, granizo e inundaciones (3.2%) y por daños a causa de incendios o fuegos (2.6%).

Otras cosas a considerar

Si bien los seguros estándar de propietarios de viviendas, inquilinos y de negocios incluyen cobertura contra daños por vientos y lluvia de los huracanes, estos no incluyen la cobertura por daños causados por una inundación, y esta protección debe adquirirse por separado, indica el I.I.I.

El seguro para cubrir los daños por inundación está disponible a través del programa federal National Flood Insurance Program así como de algunas empresas privadas. La cobertura de este seguro federal puede obtenerse por intermediación de las compañías de seguro y agencias de seguros privadas.

La porción de cobertura de seguros extensiva del seguro de automóviles cubre las pérdidas causadas en un auto por las aguas de una inundación, pero no todos los conductores adquieren esta cobertura. Esta suele adquirirse como parte de los seguros de automóviles más nuevos o que están bajo financiamiento y muchos conductores tienden a dejar de comprarla cuando el valor de mercado de este declina sustancialmente.

Para conocer más sobre cómo asegurar su vivienda contra los huracanes, contacte a su agente de seguros o un representante de su aseguradora.

Share