<!--:es-->Ponen otra fecha para el fin del mundo
…Causan polémica en internet predicciones apocalípticas<!--:-->

Ponen otra fecha para el fin del mundo …Causan polémica en internet predicciones apocalípticas

Monterrey, México.- Para quienes creen en las supuestas profecías de los mayas, este 2011 es la antesala del apocalipsis… Sí, el 2012 es el año en que finaliza el calendario de la antigua cultura indígena, lo que algunos han interpretado como el fin del mundo.

Si bien los mayas señalaron ese año como un «fin», el arqueólogo Jesús Gerardo Ramírez Almaraz indicó que esto sólo representa el fin del quinto ciclo en su calendario: un periodo de 5 mil 125 años, cuyo inicio en el 3 mil 114 a.C. no corresponde al origen de la humanidad y, por tanto, tampoco a su destrucción.

Sin embargo, hay otro grupo de catastrofistas, que encabeza el autor de libros cristianos Harold Camping, que ya adelantó la fecha del supuesto fin del mundo para el próximo 21 de mayo.

Camping, también anfitrión de radio y conocido por su predicción fallida del fin del mundo en 1994, señala en su más reciente libro, El Tiempo tiene un Final, la nueva fecha para el Juicio Final.

Su declaración ha provocado tanto escepticismo como fanatismo, y ha desplazado en internet a las profecías mayas, pues mientras que el predicador cuenta con 413 mil resultados en línea, unos en contra y otros a favor de sus ideas, los antiguos augurios apenas tienen 129 mil.

Los «campingnistas» atribuyeron a la profecía bíblica la muerte, sin resolver aún, de miles de pájaros en Arkansas y Louisiana, y peces en Maryland, durante los primeros días de enero.

LA PROFECÍA DE CAMPING

Camping dice basar su catastrófica predicción en el capítulo 3, versículo 8, de la Segunda Epístola de Pedro, donde se advierte que después de la destrucción por agua en los tiempos de Noé, llegará el fin del mundo por medio de fuego.

Basándose en ese texto en el cual se señala que para el Señor un día es como mil años, Camping traduce que los siete días de advertencia para escapar del diluvio pueden considerarse 7 mil años.

De acuerdo con él, 7 mil años después del diluvio en el 4 mil 990 a.C. nos llevan al actual 2011, específicamente al 21 de mayo, que, dice, concuerda con el día en que cayeron las aguas del diluvio.

Para los expertos religiosos, la Biblia puede ser interpretada de muchas formas, no todas son correctas.

Óscar Lomelín, párroco de la Parroquia de Nuestra Madre Santísima de la Luz, aseguró que Camping comete dos graves errores.

El primero es considerar la Biblia como un libro ordinario del cual se puedan tomar datos literales y no como un texto sagrado que tiene verdades de fe, y el segundo es descontextualizar algunos fragmentos.

«Además, no considera las palabras de Jesús registradas en la Biblia donde dice que nadie sabe ni el día ni la hora, ni el Hijo del Hombre ni los ángeles del cielo, solamente el Padre celestial», agregó el coordinador diocesano de Pastoral Familiar.

Para Lomelín, la declaración de Mateo 24:36 no deja espacio a interpretaciones, por lo que el fijar una fecha representaría querer saber más que Dios.

OBSESIÓN Y MIEDO

Al menos desde 1806, cuando en Inglaterra se corrió el rumor de que una gallina había puesto un huevo con la frase «Cristo viene», hasta la actualidad, los seres humanos se han obsesionado con la idea del fin del mundo.

Jesús Castillo López, psicólogo social y catedrático de la UDEM, indicó que el fenómeno es reflejo de un temor fundamentado en la idea inconsciente de una renovación.

«La humanidad va pensando que tiene un fin de ciclo. Con las guerras y las catástrofes el deseo de renovación es inminente», comentó el presidente de la Asociación de Psicólogos Profesionales de Nuevo León.

De esta idea parten los escritos de Michel de Nostredame, mejor conocido como Nostradamus, que señalaban que en 1999 se llevaría a cabo una Tercera Guerra Mundial y que un Gran Rey del Terror enviado del cielo acabaría con la civilización.

Así, entre más expuestos estamos a la violencia de la
actualidad, más propensos somos a pensar que el fin se acerca.

«Lo que hacen estos aspectos socioculturales es incrementar el miedo y eso lleva a estas profecías», dijo el psicólogo.

Rumbo al 2000 se advertía que las computadoras no lograrían diferenciar entre 1900 y 2000 y se corrió el rumor de que era posible una revolución de las computadoras y hasta de un holocausto nuclear.

Sin embargo, es el temor a no ser salvados lo que ha llevado a la humanidad a recurrir a aspectos espirituales como eje central de sus profecías.

Un ejemplo surge con el predicador adventista William Miller, agricultor de Nueva Inglaterra, quien con base en sus estudios bíblicos profetizó la segunda visita de Cristo en 1844.

También el desamparo lleva a algunos a acudir a elementos mágicos o hasta alienígenas para vincularlos con el fin de la humanidad.

Fue el caso del famoso Heaven’s Gate, grupo religioso liderado por Marshall Applewhite, quien en 1997 convocó a un suicidio masivo. Fallecieron 39 personas, incluyéndolo a él.

Sus seguidores creían que la Tierra se autodestruiría y que al ser ellos el grupo elegido, alienígenas vendrían por sus espíritus para librarlos del sufrimiento.

PELIGROS DE VERDAD

Aunque la ciencia ficción ha bromeado con la idea del fin del mundo a causa de tormentas solares, súper volcanes y recientemente por el calentamiento global, en la realidad estos acontecimientos resultan ser cada vez más peligrosos.

TORMENTAS SOLARES

Se han convertido en una de las principales preocupaciones de los astrofísicos de la NASA, quienes predicen que una explosión sobre la superficie del Sol afectaría los suministros de energía y telecomunicaciones. Otros expertos difieren respecto a la gravedad de este acontecimiento.

Se conoce como Evento Carrington a la interacción más violenta registrada entre la actividad solar y la Tierra, que en 1859 provocó auroras boreales e interrupciones en las redes de telégrafo.

SÚPER VOLCÁN

El 15 de abril del 2010, la erupción del volcán islandés Eyjafjallajokull provocó un caos aéreo en Europa que paralizó a decenas de aeropuertos; sin embargo, la erupción del llamado súper volcán de Yellowstone, en Wyoming, Estados Unidos, podría ser más catastrófica.

El volcán alberga bajo su superficie 24 kilómetros cúbicos de magma. Aunque algunos científicos no están de acuerdo, unos creen que su erupción podría provocar un invierno volcánico al bloquear la luz del Sol con mil kilómetros de ceniza.

CALENTAMIENTO GLOBAL

Este fenómeno amenaza con derretir los polos y destruir ecosistemas, lo que provocaría la desaparición de miles de especies.

Se predice que para finales del siglo 21 la temperatura global de la Tierra podría elevarse más que durante los últimos 2 millones de años y sus consecuencias podrían ser la destrucción de la vida como la conocemos.

Hoy, una toma de conciencia de la gente, los gobiernos y las empresas para reducir las emisiones de carbono podría frenar la posible catástrofe.

Fuentes: Portal Ciencia NASA en español / Pablo Lonnie Pacheco, director de la Sociedad Astronómica Planetario Alfa / Portal Greenpeace Internacional.

ANUNCIOS FALLIDOS

Desde hace cientos de años, los seres humanos se han obsesionado con el fin del mundo. Éstas son algunas predicciones fallidas que esoteristas, ministros y hasta científicos propusieron en años anteriores.

2008

En su libro «2008: El Testigo Final de Dios», publicado en 2006, Ronald Weinland, ministro de la Iglesia de Dios, aseguró que cientos de millones de personas morirían ese año y que Estados Unidos dejaría de ser una potencia mundial.

2001

De acuerdo con una cronología revelada en el interior de la Gran Pirámide de Keops, el esoterista mexicano Rodolfo Benavides predijo que el 17 de septiembre del 2001, fecha en que termina la cronología, sería el fin de la humanidad.

2000

El autor de «5/5/ 2000 Hielo: el Último Desastre», Richard Noone, aseguró que el 5 de mayo de ese año sería el día del gran deshielo de la Antártida y que traería severas consecuencias al mundo.

1990

En este año se creyó que el cometa Halley impactaría con la Tierra y la llenaría de cianógeno, un gas mortal que contienen las colas de cometas.

Share