Por Apoyar Amenazas de Muerte Expulsan a Taylor G. de la Cámara

Por Apoyar Amenazas de Muerte Expulsan a Taylor G. de la Cámara

Expulsada

La congresista Marjorie Taylor Greene, republicana por el distrito 14 de Georgia (zona metropolitana de Atlanta) ha sido destituida de los Comités de Educación y Trabajo y Presupuesto tras una reñida votación. La Cámara de Representantes ha apoyado la remoción por 230 votos a favor frente a 199 en contra. Once republicanos apoyaron la iniciativa. Taylor Greene, quien asumió su puesto como representante el pasado 3 de enero con una mascarilla con la leyenda “Trump ganó” sugiriendo que las mismas elecciones por las que fue elegida habían sido fraudulentas, ha defendido teorías conspirativas que sostienen que los demócratas defienden en secreto a Satanás, que los Clinton habían derribado la avioneta en que viajaba JFK Jr., que tiroteos escolares nunca existieron y que el avión que se estrelló contra el Pentágono el 11 de septiembre de 2001, y las 184 víctimas que murieron ese día, eran un invento. La republicana defendió frente al Congreso que había sido “manipulada” por teorías conspirativas y que el atentado había sido “absolutamente real”, pese a que llevaba repitiendo tales afirmaciones al menos dos años.
Antes de la votación, la congresista se defendió diciendo que había visto “cosas que no le hacían sentido en las noticias” y que comenzó a introducirse a las teorías conspirativas de QAnon, grupo vinculado al asalto al Capitolio en 2017. Dijo que se había “interesado mucho” en las afirmaciones y que sentía que no podía confiar en el Gobierno de Estados Unidos.
Antes de ser elegida el pasado otoño, la representante expuso en los últimos tres años sus ideas e incluso el expresidente Donald Trump la calificó como “la nueva estrella” del Partido Republicano.

Incitación a la violencia

“Si no fuera por publicaciones de Facebook a los que reaccioné hace dos años no estaría aquí”, dijo la congresista. Pero Taylor Greene no ofreció disculpa alguna a las víctimas de los atentados que negó que existieron o a los colegas contra quienes apoyó que les asesinaran, entre ellos el expresidente Barack Obama y los exsecretarios de Estado Hillary Clinton y John Kerry.
La republicana incluso dijo en 2019 que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, era una “traidora” por no votar a favor de que se destinara dinero gubernamental para financiar el muro de Donald Trump y sugirió que se merecía la ejecución. En un tuit, incluso dijo que Pelosi merecía estar en la cárcel.
En septiembre de 2020, colgó una imagen en su muro de Facebook una imagen de sí misma apuntando con una pistola a los congresistas Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar y Rahida Tlaib. En el texto que acompañaba la imagen, de acuerdo con CNN, Taylor Greene sugería que “iba a la ofensiva contra estos socialistas”. El post fue eliminado por Facebook al considerar que violaba sus políticas sobre mensajes que contienen amenazas. Entonces su campaña dijo que las protestas por sus mensajes eran “paranoicas y ridículas”.
Meses antes de que una turba de simpatizantes de Trump tomara por asalto el Capitolio, Taylor Greene ya había dicho en varios videos en sus redes sociales que había que “inundar” la sede del Poder Legislativo e incluso incitó a la violencia para defender la “libertad”.
“La única manera de recuperar la libertad [sic] es ganándola con sangre”, dijo en un video en 2020.

Share