Profesor de educación física detenido “por error” por el caso Ayotzinapa

Profesor de educación física detenido “por error” por el caso Ayotzinapa

Detenido por error

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México denunció una equivocación por parte de la fiscalía mexicana en la detención de Erick Uriel Sandoval, quien había sido señalado como uno de los presuntos responsables en el caso por la desaparición de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa.
El pasado 12 de marzo, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, anunció la captura de Sandoval por su vinculación con la desaparición de 43 estudiantes, ocurrida el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, estado sureño de Guerrero. El hombre permanece detenido desde entonces y ahora debe demostrar su identidad para ser puesto en libertad.
En marzo, las autoridades identificaron a Sandoval como el señalado en la investigación con el apodo de ‘La Rana’ quien supuestamente forma parte de la organización criminal de Guerreros Unidos, que opera en el sureño estado mexicano.
Sin embargo, la CNDH informó que la identidad del inculpado, quien asegura ser profesor de educación física, “no corresponde con la de ‘El Güereque’ o ‘La Rana’, a quien los autores materiales señalaron como su cómplice”.
El detenido presentó una queja ante la CNDH alegando que su detención se debió a una confusión y a un grave error. Planteó no ser la persona a la que los acusados de la desaparición de los normalistas se refirieron en sus declaraciones.
La CNDH destacó en diversas declaraciones que las características atribuidas a ‘La Rana’ de edad, lunar en la cara, cicatriz en mano izquierda, perforaciones en ambas orejas, tatuajes de una flama en un brazo y una rana en la espalda, no corresponden con las Sandoval.
Después de confirmar con estudios médicos y físicos que Sandoval no es la misma persona señalada por los acusados, la CNDH remitió a la Fiscalía la carpeta con la petición de medidas de protección para esta persona y para otras 17 personas relacionadas con el caso.
La Comisión lamentó la demora de más de 15 días en la respuesta de la Fiscalía y su rechazo a dar la protección solicitada además de señalar que Sandoval pudo desvirtuar su identidad. También lamentó que la Fiscalía le exija al detenido demostrar que no es la persona señalada por los acusados con lo que le traslada la carga de la prueba, que le corresponde a la autoridad ministerial.
Además, considera inaceptable que, en lugar de corregir las irregularidades en el caso, la Fiscalía haya dedicado el tiempo de espera de la Comisión a buscar nuevas pruebas para inculpar a Sandoval en este caso.
La detención equívoca de Sandoval, anunciada por el Gobierno mexicano el 12 de marzo pasado, “tiene un gran significado” con el derecho a la verdad de las víctimas en el caso Ayotzinapa y de su derecho de acceso a la justicia, señaló la CNDH en un comunicado.
La CNDH indicó que ha puesto la información del caso en manos de la Secretaría de Gobernación, de la que espera derive en gestiones ante la Fiscalía sin afectar la autonomía propia del organismo de procuraduría de justicia.
La detención equívoca de Sandoval se suma a la decisión de un tribunal mexicano de dar amparo a varios acusados al detectar indicios de confesiones obtenidas bajo tortura y no cumplir con la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos ni con los Protocolos de las Organizaciones de Naciones Unidas.
El tribunal ordenó además crear una comisión de la verdad con representantes de las víctimas, de la CNDH y de la propia Fiscalía para investigar la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa.
La versión oficial señala que los 43 estudiantes normalistas fueron detenidos por policías municipales de Iguala y entregados al crimen organizado, que los asesinó, quemó sus cuerpos en un vertedero y tiro sus restos a un río.

Share