<!--:es-->Prohíben droga que causa psicosis<!--:-->

Prohíben droga que causa psicosis

Autoridades federales prohibieron la venta y posesión de productos que se venden en tiendas, gasolineras y por internet bajo el nombre de “bath salts” (sales de baño). Lo hicieron porque aunque se promocionan como relajantes cristales para usar en la tina, en realidad son sustancias alucinógenas con efectos peores que la cocaína: causan agresividad extrema, paranoia y alucinaciones.

La Drug Enforcement Agency (DEA) ya dio el primer paso en una guerra que recién comienza: ha prohibido el uso y posesión de unas sustancias conocidas como «bath salts», sales de baño, y las ha calificado como drogas altamente peligrosas. La prohibición entrará en vigencia en octubre.
Las autoridades sanitarias están lidiando con una nueva generación de drogas que se están empaquetando bajo el inocente nombre de sales de baño. De acuerdo a la American Association of Poison Control Centers (AAPCC), los centros de envenenamiento a lo largo del país ya han recibido 2,237 llamadas relacionadas con el abuso de estas drogas en lo que va de 2011, comparado con 302 en 2010.
Consecuencias del abuso de drogas
En las salas de emergencia de los hospitales, se viene registrando el ingreso de personas que usaron estas sales –que se pueden inhalar, fumar e incluso inyectar– y que presentaron cuadros de hipertensión, agitación, agresividad extrema y alucinaciones.
En gran parte de estas emergencias tuvieron que intervenir psiquiatras, ya que algunos pacientes tenían síntomas de paranoia y psicosis: habían perdido la conexión con el mundo real.
Mark Ryan, director del Louisiana Poison Center, asegura que es la peor droga que ha tenido que enfrentar como médico en veinte años de carrera. “Crea un estado de paranoia severa, lo que provoca que el paciente pueda dañarse a sí mismo y a otros”, explicó.
Algunos de los nombres bajo los cuales se venden estas sales son, entre otros: Bloom, Blue Silk, Hurricane Charlie, Ocean Snow, Scarface, Radox, Vanilla Sky y Zoom.
40 millones de personas conducen drogadas o ebrias
Estas drogas, que aún no habían caído bajo el radar de las autoridades sanitarias porque son nuevas en el mercado, contienen sustancias de la familia de las anfetaminas que son estimulantes del sistema nervioso central y causan efectos aún más severos que la cocaína y el crack.
Hasta ahora, el uso de estas drogas sintéticas de alta peligrosidad se ha registrado en 28 estados, la mayoría en el centro y sur del país. La expansión alarmante de estas “sales de baño” hizo que el Reino Unido las prohibiera a principios de año.

Share