Pumas y Tigres empatan en uno de los mejores partidos de todo el Apertura 2018

Pumas y Tigres empatan en uno de los mejores partidos de todo el Apertura 2018

Pumas

El Pumas vs. Tigres de esta tarde en Ciudad Universitaria solo puede definir con una palabra: partidazo.
Ciudad Universitaria y un abarrotado estadio Olímpico Universitario vio el que podría definirse como el mejor encuentro en lo que va de torneo cuando los Pumas y los Tigres empataron 3-3 en un juego que tuvo de todo.
Hat-trick del paraguayo Carlos González, mientras que por Tigres anotaron Eduardo Vargas, con un golazo, el juvenil Rafael Durán, y cerró la cuenta el de siempre, André-Pierre Gignac, quien volvió a vacunar a uno de sus clientes predilectos, los Pumas.
Era el duelo de felinos entre dos equipos que llegaban en circunstancias diferentes; Pumas con una buena racha de victorias, mientras que Tigres con altibajos que lo tienen arañando zona de calificación.
Goles a racimos y de todo tipo. No acababa de arrancar el juego cuando Carlos González ya había vencido a Nahuel Guzmán tras un fallo previo del chileno Felipe Mora.
Pero Tigres hace rato se quitó los complejos de equipo visitante, y con mucha personalidad buscó el arco de Alfredo Saldívar para empatar lo más rápido posible el marcador.
Y así sucedió. Eduardo Vargas se encontró con una pelota en tres cuartas partes de terreno enemigo, alzó la mirada y sacó un obús lejano que se incrustó en el ángulo del marco de Alfredo Saldívar. Golazo, el mejor de la noche.
Fue un año para Pumas, que no se esperaba perder su ventaja rápido. Pero lo peor sucedería minutos después cuando Rafael Durán, canterano de Tigres y hoy titular por la regla 20/11, se encontró con una pelota en el área chica y batió al Pollo con un disparo de zurda.
Tigres le daba la vuelta, pero antes de terminar el primer tiempo, Pumas tendría la última palabra. Un nuevo centro de derecha encontró la pierna derecha de Carlos González quien, de aire, prendió el esférico para volver a vencer a Nahuel.
Cuatro goles en 45 minutos, pero como siempre, lo mejor estaba por venir. No habían pasado ni dos minutos en el complemento cuando otra vez Tigres se fue al frente. En una gran jugada de Javier Aquino, André-Pierre Gignac puso el 3-2. Uno de los clientes favoritos del francés le iba a dar la posibilidad de mantenerse en la pelea por el liderato de goleo.
Pero faltaba aún la respuesta de Pumas. Otra vez, como en los dos goles anteriores, llegó un centro desde derecha, ahora de Pablo Barrera, para que Carlos González se alzara y metiera un auténtico fierrazo de cabeza para poner el 3-3 definitivo.
El empate es un buen resultado para Pumas que se mantiene entre los primeros cuatro lugares de la tabla a un paso de la calificación; mientras tanto, Tigres llegó a 19 unidades para quedarse entre los primeros ocho del Apertura 2018.

Share